Análisis:DESDE EL PARQUÉAnálisis
i

La Bolsa muestra síntomas de agotamiento

La orientación alcista de los mercados de valores parece haber llegado a un punto en el que los inversores se sienten más inclinados a deshacer posiciones que a renovarlas o a mantenerlas.

El mercado de valores español abrió la sesión dejándose llevar todavía por la inercia de la semana anterior, pero fue una especie de espejismo que la abundancia de papel se encargó de disipar. En los primeros compases de la sesión este índice llegó a situarse en 9.460,30 puntos, con una subida del 0,55%, pero la presión vendedora y el escaso interés por comprar le llevaron en unas horas hasta los 9.232,20 puntos, con un recorte del 1,87%. Una discreta recuperación en el tramo final de la jornada le permitieron cerrar por encima de los 9.300 puntos, con un recorte del 0,97%. Los valores medianos del mercado cedieron el 0,67%, mientras que los pequeños ganaron el 0,31%.

Más información

El ambiente en la Bolsa española no era el más propicio para evaluar situaciones o comentarios, de ahí que las declaraciones del presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, en las que afirmaba que la economía mundial está en un punto de inflexión y que la recesión se está desacelerando, fueron recibidas con frialdad. En buena parte, esa situación ya ha sido descontada por el mercado en las últimas semanas y ahora los inversores se encuentran muy preocupados con las necesidades de liquidez del sistema financiero de Estados Unidos, en el que numerosas entidades han comenzado a anunciar ampliaciones de capital.

Coincidiendo con los síntomas de agotamiento de la renta variable, ayer se producía una entrada generalizada de fondos en los mercados de renta fija, en los que las rentabilidades de los bonos a 10 años bajaban con cierta fuerza ante la presión de la demanda. También el mercado del petróleo mostraba signos de agotamiento en su reciente orientación alcista y el barril de Brent bajaba más del 2% para situarse en algunos momentos por debajo de los 57 dólares. En Nueva York el descenso era más moderado y el barril de crudo bajaba ligeramente por debajo de los 58 dólares.

La contratación en el Mercado Continuo se resintió hasta quedar casi en 4.000 millones de euros, de los que 1.500 millones procedían de las operaciones en el "mercado de bloques" con acciones de Telefónica y Banco Santander.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 11 de mayo de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50