El último concierto de jazz

En principio iba a ser el último concierto de la temporada, y hacía esperar al próximo octubre, que tenía previsto el San Juan reemprender sus actividades. Hasta que llegó la noticia del cierre del colegio mayor y se convirtió en otra cosa: posiblemente, el último concierto en la historia de la Catedral del jazz en Madrid. Nada menos. La noticia corrió como la pólvora. Ninguno entre quienes acudieron el viernes al concierto terminaba de creérselo, empezando por el protagonista, Carlos Carli. El uruguayo venía a presentar su nuevo disco, en el que combina el jazz con las músicas del cono sur americano. Fue un concierto formidable, pero no sólo eso: el canto del cisne de un local emblemático. Al veterano batería se le escapó la lagrimita, recordando su debú en esta misma sala, 30 años antes. No era para menos. El público premió al artista con una ovación, petición de vuelta al ruedo y dos bises. Dato para la historia: la última pieza que se escuchó fue un vals titulado Pepe's waltz. No por nada, el último vals.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS