Colectivos de discapacitados denuncian la falta de apoyo del Consell

Las plataformas de apoyo a dos de los colectivos más necesitados de la Comunidad Valenciana, los enfermos mentales y las personas dependientes, arreciaron ayer sus denuncias al Consell por la falta de apoyo. Los primeros, a través de la Federación Valenciana de Asociaciones de Familiares y Personas con enfermedad Mental (Feafes), comenzarán hoy una campaña de recogida de firmas para protestar por la falta de subvenciones que otorga Bienestar Social.

Rafael Juan Cloquell, presidente de Feafes, aseguró que la situación actual del colectivo es "insostenible" y está provocada por la falta de subvenciones y pagos para el mantenimiento de centros y programas para los 2.000 afectados. Según Cloquell, la deuda de la Generalitat a este colectivo es de dos millones de euros (correspondientes al 40% de las facturas ya justificadas por Feafes).

Mientras, el presidente de la Asociación de La Safor de Ayuda a Enfermos Mentales (Asaem), Vicente Pellicer, denunció que Generalitat, a 30 de abril, adeudaba a la entidad unos 252.000 euros, correspondientes a las ayudas comprometidas para los cuatro primeros meses de este año. Según Pellicer, la asociación ha agotado el presupuesto para el pago de los sueldos a los 25 empleados que trabajan en la asistencia del CRIS, el Centro de Día, y los pisos tutelados, que atienden a cerca de un centenar de enfermos. En la misma línea se expresó el presidente del colectivo Afema en Alicante, Alfonso Rodríguez.

Por su parte, la Plataforma en Defensa de la Ley de Dependencia ha convocado para el jueves un acto de homenaje a las más de 6.000 personas en el ámbito de la Comunidad que han fallecido sin haber percibido las ayudas que establece la ley, vigente desde hace dos años. Los portavoces de la plataforma responsabilizan al Consell de la ralentización de los trámites para acceder a las ayudas. Las concentraciones se desarrollarán ante las sedes del Consell en las tres capitales valencianas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS