Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ex director de los Mossos trabajará como asesor en el Instituto de Seguridad

Interior crea un cargo específico y contrata a Olmos como eventual

"Puedo dedicarme a cualquier otra cosa". Así, sereno y despreocupado, se mostraba Rafael Olmos poco después de saber que iba a ser destituido como director general de la policía. A Olmos le tocó pagar los platos rotos de la desproporcionada actuación policial en la manifestación de estudiantes anti-Bolonia por el centro de Barcelona, que se saldó con un centenar de heridos. Cuatro semanas después de aquellas declaraciones, el panorama laboral de Olmos se antoja muy despejado. El consejero de Interior, el ecosocialista Joan Saura, ha nombrado a Olmos asesor del Instituto de Seguridad Pública de Cataluña, la antigua escuela de policía ubicada en Mollet del Vallès (Vallès Oriental).

En aquellas instalaciones se preparan cada año cientos de chicos y chicas que aspiran a convertirse en agentes de los Mossos d'Esquadra y de la policía local. También reciben formación bomberos, agentes rurales y personal de protección civil, entre otros profesionales.

Olmos trabajará codo con codo con el director de la institución, Carlos González Zorrilla. Su tarea será asesorar a los profesionales que trabajan en el instituto y aportar ideas para mejorar los planes de formación. En principio, el ex director no impartirá clases: dará ideas en materia policial y en el resto de las áreas que aborda el instituto, una entidad autónoma que depende del Departamento de Interior. El objetivo es "aprovechar su experiencia", especialmente en temas de tráfico, según fuentes del departamento.

Sueldo de asesor

Hace unos días, Olmos se incorporó de hecho al trabajo en el recinto de Mollet, según confirmaron diversas fuentes. Ahora será contratado, oficialmente, como personal eventual de Interior. El departamento ha creado un cargo con funciones específicas para acoger a Olmos. Como director general de la policía, Olmos percibía una retribución anual cercana a 90.000 euros. En el puesto de asesor donde ha sido recolocado por Interior ganará menos: unos 65.000 euros.

Olmos fue el jefe político de los Mossos durante dos años y cuatro meses. Su mandato estuvo marcado por los enfrentamientos con los sindicatos policiales -fue él quien dio a conocer públicamente los casos de malos tratos en la comisaría de Les Corts-, pero la puntilla no llegó hasta el pasado 18 de marzo.

La dura carga policial de aquella jornada para reducir a los estudiantes contrarios al proceso de Bolonia le costó el cargo. Tras varios días de luchas intestinas en Interior, Saura decidió relevarle del cargo y ofreció al secretario de seguridad pública, Joan Delort, las riendas de los Mossos. Delort asume ahora las funciones, aunque no el cargo, de director general.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de mayo de 2009