EU insta al PP a desautorizar a Rus por sus "insultos"

La diputada de las Cortes Valencianas de EUPV, Glòria Marcos, consideró ayer en un comunicado "absolutamente reprobable" la actitud del presidente del PP de la provincia de Valencia y de la Diputación, Alfonso Rus, porque "no sólo se reiteró en sus insultos a los docentes, sino que lejos de pedir disculpas y rectificar, pronunció otros". Por este motivo, instó al presidente de la Generalitat y del PPCV, Francisco Camps, a "desautorizar" a Rus porque, de lo contrario, "todo el PP coincide con estas opiniones e insultos".

Hace una semana, tres días antes de la huelga general del sistema educativo no universitario, Rus llamó "gilipollas a los que dicen aleshores y gairebé" , en alusión a los convocantes de la protesta. "A esos que querrían ponernos a nosotros con la cabeza boca abajo no vamos a darles el gusto, ¡vamos a rematarlos!", añadió. Rus se refería al director del IES de Monforte del Cid contra el que se ha incoado un expediente para suspenderle de empleo y sueldo durante tres años por permitir colgar una foto de Alejandro Font de Mora, consejero de Educación, boca abajo, como el cuadro de Felipe V que se encuentra en el Museu de l'Almodí de Xàtiva.

El sábado, el presidente provincial del PP salió al paso de las múltiples críticas que levantaron sus amenazas y aseguró que sus declaraciones "se descontextualizaron". Pero enseguida añadió que se quedó "a gusto con esos sinvergüenzas".

Marcos aseguró estar acostumbrada a los "insultos continuados" de Rus "a los docentes, a los músicos, a políticos de la oposición". Se trata de "una lista larguísima que no sólo habla de su infinita grosería, sino de su talante intolerante y antidemocrático que no respeta a nadie", subrayó. La diputada autonómica exigió su desautorización por parte de Francisco Camps, porque "si realmente el Gobierno autonómico del PP pretende reactivar el diálogo con la comunidad educativa, tener a un personaje como Rus con estas intervenciones públicas incendiarias, es una prueba continúa del boicot a cualquier negociación".

Marcos manifestó que "mientras que previamente a la huelga de la educación, Vicente Rambla y otros miembros del Consell intentaron desactivar las movilizaciones, posteriormente a éstas y tras su éxito, algunos personajes como Rus están descargando sus frustraciones en los sectores educativos". "Es absolutamente indignante", apostilló.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0003, 03 de mayo de 2009.

Lo más visto en...

Top 50