Protesta educativa

"Yo decido quién se queda"

Concha Gómez, secretaria autonómica de Educación, se presentó ayer ante la comisión de Educación de las Cortes para explicar la situación de las negociaciones con la Plataforma por la Educación Pública acompañada por una veintena de altos cargos y asesores que coparon hasta las plazas de los periodistas.

Un grupo de responsables de la Plataforma acudió a la comisión por invitación de la oposición. En la sala no había sitio para ellos.

Lo normal es habilitar una sala paralela para que los invitados sigan los debates a través del circuito interior de televisión. Marisol Linares, diputada del PP y presidenta de la comisión, no tenía órdenes al respecto. Como alternativa, los diputados de la oposición reclamaron que se cedieran algunas plazas a representantes de la plataforma. No hubo forma. "Yo decido quién se queda", anticipó Linares.

Los altos cargos, sentados. Los miembros de la plataforma, de amarillo y de pie. Y el intercambio entre los diputados subía de tono. "La comisión se suspende hasta nueva orden", acertó a gritar Linares en un gesto inédito en las Cortes. Concha Gómez abandonó las Cortes apresuradamente con su rosario de asesores.

"Vergonzoso y antidemocrático", denunció el socialista Adolf Sanmartín. "Un insulto", sentenció Josep María Pañella, de Compromís. "Esta es la forma en que el PP entiende la democracia", redondeó Glòria Marcos, de EU.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS