Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cores, Diego Calvo y Raquel Arias, delegados provinciales

El Consello de la Xunta designará al diputado del PP Diego Calvo delegado en la provincia en A Coruña y a la también parlamentaria autonómica Raquel Arias en Lugo. En Pontevedra, el representante del Gobierno gallego será el alcalde de Cambados, José Manuel Cores Tourís. El presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, debe resolver aún las superdelegaciones de Ourense y Vigo.

Feijóo compensa así con los delegados el carácter técnico de su Gobierno, en el que no hay representantes de las denominadas baronías territoriales. En A Coruña, en cambio, apuesta por un estrecho colaborador del presidente provincial del partido, Carlos Negreira. Calvo abandonará su escaño en el Parlamento gallego. En Pontevedra también opta por un colaborador del presidente provincial, Rafael Louzán. Cores renunciará como senador y alcalde.

A pesar de que acaba de ser nombrada presidenta de la comisión parlamentaria de Agricultura, Raquel Arias dejará igualmente el Parlamento para convertirse en delegada. En Ourense, Feijóo duda entre el diputado autonómico Rosendo Fernández, propuesto por el presidente provincial, José Manuel Baltar, y el alcalde de Arnoia, Rogelio Martínez. En Vigo se barajan los nombres de Joaquín Macías y Lucía Molares, estrecha colaboradora de la ex alcaldesa Corina Porro. La lucense Susana López Abella abandonará el hemiciclo para asumir la Secretaría Xeral de Familia e Benestar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de abril de 2009