Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU logra de Zapatero buenas palabras y ningún compromiso

Cayo Lara descarta un pacto global con el PSOE: "Daremos apoyo puntual"

"El presidente me ha dicho que estudiará nuestras propuestas con mucho cariño". Es el único compromiso que Cayo Lara, coordinador general de IU, consiguió arrancar ayer a José Luis Rodríguez Zapatero en su primera visita a La Moncloa. Lo contó el propio Lara, con aire resignado, tras casi dos horas de reunión "cordial" en la que el coordinador de IU -tercera fuerza política española en número de votos- presentó al presidente un plan con 12 propuestas, la mitad de ellas directamente orientadas a combatir la crisis "con medidas de izquierdas". Ninguna fue aceptada a priori, alguna fue tajantemente rechazada; el resto "se estudiarán", según confirmó una portavoz del Gobierno.

La conclusión es que, aunque en lo personal la relación "pueda ser buena", "en lo político cada uno está en su sitio". Y, así las cosas, advirtió Lara, "no va a haber un acuerdo global" entre IU y el PSOE para dar estabilidad parlamentaria al Gobierno. "Apoyaremos puntualmente en el Congreso las medidas de izquierdas. Las que no lo sean no tendrán nuestro apoyo", afirmó.

Zapatero tampoco llegó a pedir a Lara ese acuerdo global, según admitieron ambas partes. "El diálogo se va a tener con todos los grupos, y con cada uno se irán dirimiendo los acuerdos", explicó la portavoz gubernamental. "Con IU se puede llegar a acuerdos en materia social y de derechos, por ejemplo". En materia económica será más difícil.

Lara llegó a La Moncloa sin corbata y con una carpeta de papeles debajo del brazo. Recogían el plan económico de IU, y también su posición en otras cuestiones como el Plan Bolonia, la Ley de Dependencia o la Ley Electoral. En este último punto, fundamental para IU porque es el partido más castigado por el actual sistema, Zapatero se limitó a decir que estudiará el informe del Consejo de Estado, que es público desde hace tres semanas.

Hubo dos propuestas que el presidente rechazó de plano: la de subir impuestos y la de comprar a bajo precio a los bancos los pisos que no venden, para ponerlos luego en alquiler. "Me ha dicho que la sociedad no lo vería con buenos ojos", contó Lara.

Propuestas de IU frente a la crisis

- Salario a desempleados. Pagar, a partir de mayo, un salario mínimo a 1,1 millones de parados que han agotado su prestación por desempleo.

- Parque de viviendas. Que el Gobierno compre, a precio de coste (no al de mercado), las viviendas que bancos e inmobiliarias no consiguen vender y las alquile luego a bajo precio.

- Créditos. Condicionar las ayudas a los bancos a que éstos las conviertan en créditos para familias y pymes.

- Banca pública. Reformar la Ley de Cajas para cerrar la vía a cualquier participación de capital privado. Caminar hacia una banca pública.

- Sueldo de los directivos. Limitar por ley los altos salarios, especialmente en empresas que reciben ayudas públicas por la crisis.

- Reforma fiscal. Anular las bajadas de impuestos de los últimos años (y recuperar el de patrimonio). Más medios al cuerpo de inspectores para combatir el fraude. Evitar que bancos españoles operen en paraísos fiscales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de abril de 2009

Más información