Reportaje:Golpe a la cúpula etarra

Tallado en la 'kale borroka'

Jurdan Martitegi, forjado en el acoso callejero, pasó a la clandestinidad para evitar una pena de 22 años de cárcel

Era el gigante del comando Vizcaya de ETA. Casi dos metros de altura y sólo 85 kilos de peso. Jurdan Martitegi Lizaso, nacido en Durango en 1980, figuraba desde diciembre del pasado año en la conocida como lista terrorista europea. Ha llegado a ser uno de los dirigentes de ETA tras una intensa actividad de violencia callejera, que le llevó a huir a Francia para tratar de eludir una posible condena de 22 años de cárcel.

Las cámaras de los juzgados de Getxo captaron con claridad el 11 de noviembre de 2007 la figura de un Martitegi embozado y preparando una bomba-trampa junto a su colega de comando, el también liberado (a sueldo) Arkaitz Goikoetxea, detenido por la Guardia Civil en julio de 2008. Con su pareja de hecho logró volar, el 24 de agosto de ese mismo año, el cuartel del instituto armado en su ciudad natal, Durango. Ambos tenían entonces 27 años. Fue el primer atentado con éxito de la banda tras una concatenación de fracasos y errores después de haber anunciado su vuelta al terror en el comunicado del 5 de junio de 2007 con el que rompió oficialmente la tregua. Para entonces los terroristas habían volado la T-4 de Barajas y sepultado entre sus cascotes a dos ecuatorianos.

Más información
Cae en Francia el jefe militar de ETA
Cae en Francia el jefe militar de ETA
Martitegi adiestraba desde Francia a un nuevo comando

Garzón ya le vio en su despacho el 12 de febrero de 1998. Entonces se presentó ante el magistrado de la Audiencia Nacional porque la Ertzaintza le buscaba por su presunta participación en actos de kale borroka. El juez le dejó en libertad. Ese mismo año fue acusado de tomar parte en un ataque con cócteles molotov contra la comisaría de la Ertzaintza en Amorebieta, el 18 de julio de 1998. El caso fue juzgado en la Audiencia Nacional, que el 20 de mayo de 2004 lo absolvió al considerar que tenía coartada con "cierta base documental". Se había librado de nuevo.

El 5 de marzo de 2001 fue detenido nuevamente por ertzainas acusado de formar parte de un grupo de kale borroka. El presunto miembro de ETA, que tenía entonces veinte años, fue acusado de la colocación de un artefacto en los juzgados de Durango, de atacar una oficina bancaria de Legazpi y de otros actos violentos en Galdakao. A raíz de este arresto, ingresó en prisión y permaneció durante un tiempo en las cárceles de Alcalá Meco y de Daroca. No volvería a pisar la trena. En 2007 entró en el comando Vizcaya y el 14 de mayo de 2008 dejó frente a la casa cuartel de Legutiano la furgoneta bomba que mató al guardia Juan Manuel Piñuel.

Estado en que quedó tras una bomba del etarra Martitegi el cuartel de Legutiano, donde murió un guardia civil.
Estado en que quedó tras una bomba del etarra Martitegi el cuartel de Legutiano, donde murió un guardia civil.AP
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS