Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La morosidad sube al 4,18%, el nivel máximo en doce años

CajaSur cerró el ejercicio con un 6,43% de dudosidad

La morosidad sube al 4,18%, el nivel máximo en doce años
EL PAÍS

Lo primero, algo de optimismo. Uno de los más veteranos del sector, Braulio Medel, presidente de Unicaja, aseguró ayer que la morosidad de febrero, que suma 77.653 millones, "no es extraordinaria ni muy elevada". Recordó que en la primera mitad de la década de 1990 se registraron tasas "muy superiores" a la actual, que es el 4,18% para el conjunto del sector. Esta cota supone casi cuadruplicar la de febrero de 2008.

Lo que dice Medel es cierto. En diciembre de 1993 se alcanzó el 9,15%, pero, en gran parte, por culpa de la quiebra de Banesto. El problema es que ahora el crédito está cayendo (acumula dos meses de ligeros descensos) mientras no paran de subir los impagados. De esta manera, la tasa puede acabar en el 9% en diciembre, según los expertos.

Al ritmo actual, el sector sumaría 100.000 millones más en dudosos

Caja España y Caja Sur tienen muchos impagados y caída del beneficio

En 2008 la morosidad creció en unos 50.000 millones y la tasa fue del 3,3%. Este año puede hacerlo en 100.000 millones más si sigue al ritmo actual y la tasa se triplicará. En 2010 alcanzará el cénit para empezar a bajar, según previsiones financieras. Los impagos se pueden convertir en un huracán que barra a las entidades más débiles por el derrumbe del ladrillo.

No obstante, febrero ha reducido el ritmo de crecimiento de los impagados (6.700 millones frente a los 9.000 millones del primer mes). Pero si se baja al detalle, la situación es muy desigual. Las cajas tienen 42.844 millones de dudosos, el 4,84% del total, igual que en agosto de 1996. En febrero pasado tenían el 1,05%. Los bancos acumulan 27.818 millones, una tasa del 3,45%. Mes a mes, crece la brecha entre ambos tipos de entidades, lo que provoca que todas las miradas se centren en las entidades de ahorro, que acumulan más créditos a los promotores, constructores e hipotecarios. El nivel de provisiones cae a medida que se reducen los beneficios y suben los morosos. Así, las cajas tienen una cobertura del 53% frente al 69% de los bancos.

Estos ratios se reflejan en las cuentas de resultados de algunas entidades concretas. Un conjunto de once cajas han presentado ante la CNMV un fondo de titulización de activos de cédulas territoriales, para lo que han tenido que presentar sus resultados al cierre de 2008.

La cuenta más llamativa es la de CajaSur, la entidad perteneciente a la Iglesia, radicada en Córdoba. Según sus propios datos, esta entidad cerró el ejercicio pasado con una dudosidad del 6,43%, la mayor de las conocidas hasta ahora. Hace un año tenía una tasa del 2,35%. Esta caja empieza la etapa más dura, el 2009 y el 2010, con unos fuertes niveles, lo que le complicará su gestión. Además, el coeficiente de solvencia consolidado que declara es del 9,36%, frente al 8% que es el mínimo exigido. Su nivel de Tier 1 (el que refleja el capital de máxima calidad en relación con los riesgos asumidos) es del 5,66% frente al 6,20% de hace un año.

Este deterioro se debe a los morosos de la entidad. En 2007 tenía 338 millones y un año después subió hasta 936 millones. El problema de la entidad -que tiene 3.097 empleados- es el ladrillo, ya que la morosidad hipotecaria es del 5,92%, es decir, casi toda. El beneficio alcanzó los 51,3 millones, un 36% menos.

Caja España es la segunda que peor está de este grupo. El ratio de dudosidad era del 5,89%, tras acumular un riesgo de 1.011 millones, 3,6 veces mayor que el de 2007. La entidad, con sede en León, cuenta con 3.119 empleados, y su problema también es hipotecario. En 2008 ganó 69,4 millones, un 20,5% menos.

Hasta diciembre, Caixa de Tarragona destaca por ser la que menor cobertura sobre morosos tenía del grupo: el 40%. Además, su ratio de dudosidad era elevado: el 4,53% frente al 1,92% de 2007. Sin embargo, la morosidad hipotecaria se eleva hasta el 6,66%. La entidad catalana, con 1.468 empleados y 314 oficinas, ganó 52 millones, un 8,3% más, tras realizar dotaciones por 116 millones.

En ratios de morosidad altos pero más acordes con el sector se encuentran CajaSol (3,43% de dudosos y 63,7% de cobertura); Caixanova (3,38% de dudosos y 77,7% de cobertura) y Caja Insular de Canarias (3,37% y 47% de cobertura). El que mejor sale en la foto es Caja Navarra, como se refleja en el gráfico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de abril de 2009