Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carod plantea "acompañar" a Puigcercós en la lista de Esquerra

El ex líder de ERC pide un "tándem" tras su gesto de renuncia

El ex presidente de ERC Josep Lluís Carod Rovira se va, pero no. Deja vía libre al actual líder, Joan Puigcercós, pero "espera un gesto", según sus afines. Los partidarios de Puigcercós admiten con respeto que "Carod no ha pedido nada" para su renuncia, hasta ayer. Carod anunció en su web que quiere "acompañar" a Puigcercós "en estas elecciones" tras haber evitado "una nueva batalla interna". El vicepresidente del Gobierno catalán quisiera estar en una nueva edición del tripartito.

En el mismo atril en que anunció que no entraría en la batalla de las primarias, Carod pedía subirse "al tándem de ERC" que, a su entender, forma con Puigcercós. Pero éste no está por la labor y no hará ningún movimiento en este sentido. Ahora tocan las elecciones europeas y después la prioridad será la nueva ejecutiva que se podría gestar en el congreso previsto para el verano, que debe cambiar los estatutos del partido.

El jueves pasado, en un espacio aparte de la sala Tete Montoliu del Auditori estaban Joan Puigcercós, Xavier Vendrell y Josep Lluís Carod Rovira departiendo con una mezcla de satisfacción y desgana. Vendrell, sonriente, pasaba un brazo por encima del hombro de Carod, como para que no se escapara. El ex presidente de Esquerra Republicana esbozaba un gesto afirmativo. Cinco minutos después Carod anunció que dejaba paso a Puigcercós y que no volvería a ser candidato a la Generalitat. Habrá paz, pero Carod quiere estar en el "tándem".

La renuncia del ex líder de Esquerra ha requerido una gestación que ha durado los nueve meses de rigor; empezó tras la victoria de Puigcercós en el congreso de ERC del pasado junio y a finales de febrero se decidió. Carod y Puigcercós, que se reúnen cada 15 días, han ido comentando esta decisión desde entonces. Nueve meses para que Carod interiorizara su posición y para que el presidente del Parlament, Ernest Benach, convenciera a todos los carodistas. El más reacio, "que ha llegado a frenar este tema", según fuentes oficialistas, ha sido el secretario general de Vicepresidencia, Rafel Niubó, bestia negra de Puigcercós y de su equipo.

Carodistas en la ejecutiva

Una vez apeado Carod, en contraprestación a este gesto de buena voluntad algunos dirigentes carodistas entrarán en la ejecutiva de Esquerra, hoy en día monocolor y controlada por Puigcercós. Los nombres que suenan para entrar son los de los diputados Sergi de los Ríos, Marina Llansana y Patricia Gomà.

Puigcercós apuntó ayer que existe un "marco de confianza positivo". Por ello, además de abrir la ejecutiva independentista, el presidente de ERC se plantea integrar a pesos pesados afines a Carod en la próxima lista catalana. Podrían acompañar a Puigcercós nombres como Ernest Benach y Josep Bargalló.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de abril de 2009

Más información