Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía pide dos años de cárcel para el presidente de Habitat

La fiscalía ha pedido que se impongan dos años de cárcel y una multa al presidente de Habitat, Bruno Figueras, por la muerte de cinco obreros en un accidente laboral en el barrio del Poblenou, en Barcelona. Figueras está acusado de un delito contra los derechos de los trabajadores porque, según el escrito de acusación pública, no dispuso los mecanismos de control necesarios para garantizar la seguridad de los operarios. El fiscal pide la misma pena para el entonces director general de la inmobiliaria catalana, Fernando Cirera, y dos años y medio para el arquitecto Javier Vives.

El 27 de julio de 2006 los obreros trataban de construir una galería de servicios -por donde discurren los suministros de luz, agua y gas- en la calle de Almogàvers, en el distrito 22@. Para ello se metieron en una enorme zanja, hasta que un muro de contención cercano cayó y les sepultó. Dos de ellos lograron escapar con vida. Pero otros cinco -Isaac Casero, Francisco Javier Cortel y los paquistaníes Imitiaz Ahmed, Abdul Qadeer y Amjad Ali- fallecieron.

El escrito de la fiscalía es contundente. Figueras y Cirera, altos cargos de la empresa (ahora en proceso concursal), no delegaron eficazmente en terceras personas la supervisión de la seguridad en la obra. Y Luis Aguilar, otro de los acusados, no podía cumplir ese cometido porque "era el único coordinador de seguridad" para todas las obras promovidas por Habitat.

La fiscalía solicita cuatro años de prisión para Aguilar y para los responsables sobre el terreno: el jefe de obra, Miguel Ángel Luque, y el encargado, Fernando Mohíno. Los tres están acusados de un delito contra los derechos de los trabajadores y de cinco homicidios imprudentes. El jefe de obra confió en una "simple inspección ocular" para abrir la zanja, y el encargado no hizo caso de los trabajadores, que le advirtieron la "urgente necesidad de salir de la zanja". Mohíno replicó que era necesario acabar los trabajos antes de empezar las vacaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de abril de 2009