Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La trama corrupta que salpica al PP

Anticorrupción pide que declaren por el 'caso Gürtel' varios empresarios

Galeote da su inocencia por probada y Bárcenas dice sentirse muy tranquilo

El caso Gürtel sigue su imparable marcha. La Fiscalía Anticorrupción ha propuesto la declaración de media docena de personas vinculadas a la trama corrupta entre las diligencias de prueba solicitadas a los tribunales superiores de Madrid y Valencia, según fuentes fiscales. Entre estas personas, cuya identidad se reserva por no haber salido aún a la luz pública dado que el procedimiento sigue secreto, figuran algunos empresarios. Según las fuentes consultadas, estas declaraciones son complementarias a las del presidente Francisco Camps y los demás aforados, cuya declaración como imputados en un delito de cohecho ya ha interesado el fiscal Anticorrupción de los respectivos tribunales superiores.

Conde-Pumpido asegura que al caso le quedan aún "muchos años"

El fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, aseguró ayer en los desayunos informativos de Europa Press que el momento de enviar el caso al Supremo "aún no ha llegado" y que aún "quedan muchos años de procedimiento". Conde-Pumpido explicó que la remisión de la causa al Supremo "dependerá de la evolución del procedimiento" y reveló que Anticorrupción empezó a investigar muchos meses antes de la judicialización del caso, que se produjo el año pasado. El propio fiscal general recordó que él era magistrado de la Sala Penal del Supremo cuando se instruyó allí el caso Filesa, el proceso a la Mesa Nacional de Herri Batasuna y el caso Marey, y fue en este último en el que recayó la jurisprudencia sobre el momento en que las causas deben llegar al Supremo.

El fiscal general recordó entones que el fiscal jefe Anticorrupción, Antonio Salinas, -presente en el desayuno informativo-, fue el fiscal que acusó en el caso Filesa sobre financiación irregular del PSOE y por lo tanto, "conoce perfectamente la jurisprudencia del Tribunal Supremo" y el momento en que los casos deben ser enviados al alto tribunal.

Preguntado por la contradicción de que el juez instructor, Baltasar Garzón, vea indicios de delito en los aforados Luis Bárcenas y Gerardo Galeote, y el fiscal no, Conde-Pumpido afirmó: "Lo anómalo es este caso, porque en los demás países suele ser al revés. Si el Ministerio Fiscal aprecia que los indicios no tienen las circunstancias que el Tribunal Supremo exige, se debe a que la Fiscalía Anticorrupción conoce mejor la jurisprudencia del Supremo".

La implicación de varios dirigentes importantes del PP en el caso Gürtel trae de cabeza a los populares y les dificulta colar sus mensajes de oposición. Aunque la dirección se aferra a la decisión de la fiscalía, que por tres veces ha rechazado enviar aún el caso al Supremo, la preocupación es evidente. Y tres de los implicados, presentes ayer en unas jornadas interparlamentarias en un hotel de Sevilla, no pudieron evitar esta vez a la prensa.

Lo intentó Luis Bárcenas, el tesorero, que después de responder esquivo que está "absolutamente" tranquilo, se escapó de los periodistas por una puerta trasera. Gerardo Galeote aseguró a la carrera que considera que su inocencia "ya está probada" (se le acusa de recibir 600.000 euros y él lo niega sin más datos) y no descartó repetir como eurodiputado. "No depende de mí", se limitó a señalar. Las listas se tienen que cerrar antes del 4 de mayo. Rajoy, según fuentes de la dirección, está retrasando la decisión para ver si hay novedades. Y si Galeote no es imputado antes del 4, según los miembros de la dirección consultados, es muy posible que repita -posiblemente como número tres- porque de lo contrario se le estaría condenando antes de tiempo, señalan las mismas fuentes, y sobre todo dejaría en evidencia la negativa de Bárcenas a presentar su dimisión.

Rajoy, reforzado por el éxito de las elecciones gallegas, decidiría así seguir adelante como si nada sucediera, pese a que la mayoría de los dirigentes de segunda línea están a favor de que dimitan Bárcenas y Galeote después de que Garzón explicara con detalle cómo, según su reconstrucción, se lucraron a costa del partido. Más calmado aún con la prensa estuvo Ricardo Costa, mano derecha de Francisco Camps, presidente de la Comunidad Valenciana: "Que yo sepa no se nos ha implicado en la trama Gürtel. Es un caso abierto. Esperamos que el tribunal competente asuma la causa con rapidez y se demuestre que todas las acusaciones son falsas. Confío en la justicia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de abril de 2009