Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'número dos' de Solbes abandona a la vicepresidenta

La nueva vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, encajó ayer la primera baja en el equipo que acaba de heredar de Pedro Solbes. David Vegara, mano derecha del ex ministro los últimos cinco años, presentó ayer su dimisión como secretario de Estado de Economía. Vegara, de 42 años, que estaba en todas las quinielas para suceder a Solbes, adujo "razones personales", según una portavoz de Economía.

En sus primeras horas como vicepresidenta económica, Salgado dio claras señales de que apostaba por la continuidad del equipo de Solbes, que calificó de "excelente". Tras confirmar a Luis Díez, director de gabinete, anunció una reunión con los dos puntales del Ministerio de Economía, Vegara y el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, fieles exponentes de la gestión prudente de Solbes, forzado a desviarse en los últimos meses de la ortodoxia macroeconómica por una recesión galopante. Salgado no ha confirmado si les ofreció el miércoles seguir en sus puestos.

Por ahora, Vegara no tiene recambio aunque se ha comprometido a seguir un mes en su puesto para facilitar la transición y acompañar a Salgado en alguna cumbre internacional, como la próxima asamblea del Fondo Monetario Internacional.

Vegara se incorporó al Ministerio de Economía en 2004 desde la secretaría general de Sanidad de la Generalitat catalana, tras presentarse a las elecciones autonómicas de 2003 en las listas del PSC. En su entorno insistían ayer en que el cansancio, tras dos años de actividad frenética, es el motivo principal de su renuncia. Queda en el aire la duda de qué habría respondido si le hubieran ofrecido a él la vicepresidencia económica.

El rediseño de competencias del nuevo Gobierno ha permitido la eliminación de la secretaría de Estado de Asuntos Sociales, que ocupaba Amparo Valcárcel y que ahora asumirá Trinidad Jiménez, nueva ministra de Sanidad. Valcárcel será eurodiputada. También Fomento pierde una de sus tres secretarías de Estado y educación otra, Deporte, que dependerá directamente del presidente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de abril de 2009