Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Janet Jagan, ex presidenta de Guyana

Janet Jagan, que fue la primera presidenta blanca que tuvo Guyana, murió el pasado 28 de marzo, a los 88 años en Georgetown, la capital del país al que dedicó su vida con una pasión que la cautivó desde que puso el pie en aquella tierra suramericana, poco después de casarse.

Nació en Chicago, el 20 de octubre de 1920, en el seno de una familia judía ortodoxa. Janet Rosenberg estudió en el Michigan State College, la Universidad de Detroit y la Universidad Wayne.

Mientras hacía sus prácticas de enfermería conoció a Cheddi Jagan, que estudiaba odontología. Jagan había nacido en la Guyana británica, uno de los 11 hijos de una familia hindú descendiente de los trabajadores que llegaron para la recolección de la caña de azúcar en el siglo XIX, tras la emancipación de los esclavos negros. Con la oposición de los padres de Janet, se casaron en agosto de 1943 y en diciembre se trasladaron al pequeño país, que ahora cuenta con cerca de 250.000 habitantes.

Organizar sindicatos

Una vez en Georgetown, donde trabajaban juntos en la consulta de dentista que montó Jagan, ella comenzó a organizar sindicatos de trabajadores, al estilo de los británicos. Sobre todo le preocupaban los empleados domésticos, y en especial la empobrecida comunidad india.

Los Jagan intentaron crear un partido de izquierdas que aglutinase a todos los trabajadores sin distinción de raza y en 1950 fundaron el Partido Progresista del Pueblo (PPP), junto al abogado negro Forbes Burnham. El partido ganó las elecciones de la colonia en 1950, pero Burnham creó el Congreso Nacional del Pueblo (PNC, en sus siglas en inglés), aunque seguía gobernando el PPP.

Burnham consiguió la independencia en 1966 para la República Cooperativa de Guyana. En 1985 las elecciones libres las ganó el PPP y Cheddi Jagan fue el presidente. Cheddi murió en 1997, y nueve meses después, tras las elecciones, Janet Jagan llegaba a la presidencia. Pero fue denostada por ser blanca. Tras un infarto, abandonó la política para dedicarse a los más pobres del país.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de abril de 2009