Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

300 delegados de la cerámica se oponen al reajuste salarial

Alrededor de 300 delegados sindicales de UGT y CC OO se manifestaron ayer en Castellón para denunciar el incumplimiento del convenio colectivo de la cerámica firmado con la patronal Ascer que, a su entender, fijaba el incremento salarial en un 2,5%. Según los sindicatos, el artículo 20 del convenio señala que se iba a pagar "un incremento salarial del IPC previsto por el Gobierno, el 2% más un 0,5".

Según Ascer, el convenio fija los incrementos salariales para cada uno de los años de vigencia en el equivalente al IPC real más un 0,5%. La versión de la patronal es la siguiente: "El año pasado el IPC real acabó en el 1,4%, que sumado al 0,5% hubiera obligado a abonar un 1,9%. Pero en junio, momento en que se firmó el convenio, se abonó a cuenta del comportamiento del IPC un 3%, que resultó superior al incremento realmente pactado".

El representante de MCA-UGT, Vicente Chiva, mantuvo que los convenios "son para cumplirlos". "Nosotros en épocas de vacas gordas hemos cumplido y ellos en épocas de vacas flacas tiene que cumplir", aseveró Chiva sobre la postura de las empresas de la cerámica.

Para la patronal del sector, "es difícil de comprender que, en una situación de contracción productiva y crisis general, haya voces interesadas en buscar la discrepancia y una reivindicación salarial excesiva y no ajustada a lo pactado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de abril de 2009