Ofertones de playa, lleno en la nieve

La crisis y el tiempo marcan las vacaciones de Semana Santa -En la costa, los hoteleros bajan precios y regalan noches - Los turistas viajan y gastan menos

Ofertones en la costa, con descuentos de hasta el 35% y tres noches por el precio de dos, para animar el turismo; casi lleno en el Pirineo ilerdense gracias a una temporada de nieve histórica. Y en Barcelona, buena ocupación pero a precios más bajos. Éste es el pronóstico hotelero para unas vacaciones de Semana Santa pasadas por agua y marcadas por la crisis. Los turistas viajan menos, menos días y con el cinturón apretado, lo que está desatando una guerra de precios en algunas zonas.

Los empresarios hoteleros de Girona no dudan en calificar de "floja" esta Semana Santa. La crisis se deja sentir en las reservas especialmente en los hoteles de la Costa Brava. Según los últimos datos de la Federación de Hostelería del Alt Empordà, sólo hay un 30% de reservas para los días festivos, mientras que en el Baix Empordà, la agrupación Costa Brava Centro prevé una ocupación del 50% en esta Semana Santa, el 10% menos.

La crisis se nota especialmente en las reservas de la Costa Brava
La lluvia se alía con Lleida: el gremio prevé una ocupación del 85%
Más información
Barcelona: ocupación a golpe de precio

Para contrarrestar el pinchazo, el gremio ha puesto en marcha una serie de ofertas, promociones de última hora y descuentos. En la costa, las grandes cadenas hoteleras hace tiempo que han bajado precios y abundan las ofertas tipo "pague dos noches y duerma tres". Los establecimientos asociados a la marca Costa Brava Centro ofrecerán la última noche de hotel gratis a los clientes que se alojen todos los festivos de Semana Santa. "Es un incentivo, pero no podemos bajar más los precios", opina el gerente de la asociación, Martí Sabrià.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En las comarcas de montaña, las previsiones son más optimistas, tanto en Girona como en Lleida. La nieve acumulada en todas las estaciones de esquí y el inicio de la campaña de deportes de aventura aseguran una amplia oferta turística y una ocupación hotelera del 85% en los establecimientos de Lleida situados a pie de pistas y algo inferior en el resto, principalmente entre el Jueves Santo y el lunes de Pascua.

Los empresarios del sector esperan vender estos días 100.000 forfaits para esquiar y unas 225.000 pernoctaciones hoteleras, lo que constituiría un buen colofón para una de las mejores campañas de los últimos años. La mayoría de estaciones de Lleida ofrecen nieve abundante y de calidad y algunas, para atraer a los aficionados, brindan ofertas de final de temporada. Algunos hoteles también han decidido rebajar los precios entre el 8% y el 10% para aumentar la clientela.

Xavier Moncayo, director del Patronato de Turismo de la Diputación de Lleida, cree que este año los turistas recortarán su estancia y contendrán el gasto, pero asegura que los porcentajes de ocupación serán similares a los del año pasado. La lluvia juega a favor de Lleida.

El presidente del gremio de la hostelería de Lleida augura una buena Semana Santa, a pesar de que las reservas suelen hacerse cada vez más tarde a causa de la climatología, un factor que en este caso será "más beneficioso que perjudicial" porque hará que muchos, que en una situación de buen tiempo habrían elegido el mar, "ahora se decantarán por la montaña".

En cuanto al turismo rural, uno de los segmentos de más éxito en las comarcas de interior, también va por barrios. En Lleida registrará un porcentaje más alto de ocupación en sus más de 550 puntos de alojamiento distribuidos por toda la provincia.

En Girona, en cambio, es un reflejo de la reducción del consumo vacacional y tendrá una ocupación del 85%, un porcentaje inferior al de años anteriores. En la Cerdanya, por ejemplo, algunos alojamientos ofrecen rebajas de entre el 10% y el 20%. Pese a ello, "hay poca demanda", reconoce la portavoz de la asociación de hoteles y campings de la comarca, Núria Vidal.

Donde el descenso está siendo más acusado es en la ciudad de Girona, pues los precios de los hoteles han bajado el 35% en el primer trimestre del año. "No queda más remedio que bajar precios, tanto los hoteles de más categoría como los medios", asegura Xavier Nicolazzi, presidente de la asociación de hostelería Girona y Radial, que calcula la ocupación en el 70%.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS