Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Profesores, contra el recorte de los estudios de tecnología

Educación dificulta el bachillerato de acceso a ingenierías

Las posibilidades de un alumno de 17 años, que cursa el Bachillerato científico tecnológico, de estudiar tecnología industrial con el objetivo de acceder después a una ingeniería universitaria o a un ciclo formativo superior, se verán limitadas en la Comunidad Valenciana a que 15 compañeros más de curso compartan la vocación. Sólo a partir de esa ratio, la Consejería de Educación autorizará a un instituto a implantar esta materia optativa que, sin embargo, forma parte de las llamadas "materias de modalidad", las que se estudian en la rama científico-tecnológica.

Es decir que, en la práctica, "la consejería estigmatiza y discrimina estas materias exigiendo unos requisitos en cuanto a ratio y espacios que dificultan, sino impiden, la oferta ordinaria del Bachillerato científico-tecnológico en la mayoría de centros", resume José Juan Pía, desde la Asociación de Profesores de Tecnología de la Comunidad Valenciana (APTCV).

La Religión tendrá una "alternativa obligatoria", por ser horario lectivo

Ante este escenario de "paro tecnológico", un centenar de especialistas de los 1.400 que se verán afectados por el recorte realizó una protesta simbólica ante la Consejería de Educación.

De manera simultánea, los sindicatos CC OO, STEPV, UGT y CSIF se levantaron de la mesa en la que se negociaba el desarrollo autonómico del Real Decreto de Bachilleratos adecuados a la Ley Orgánica de Educación de 2006, y anunciaron que, de entrar en vigor, recurrirán la norma valenciana.

Según adelantó Marc Candela, del STEPV, en este "clima de contestación" por parte del profesorado, el sindicato recurrirá la orden de modalidades de bachillerato porque, además de "ir contra la LOE y el decreto del ministerio, impone horas de de atención educativa al alumnado que no quiere Religión".

Es decir, que la consejería "enmascara una hora lectiva de alternativa a la Religión bajo el eufemismo de atención educativa".

Inma Sánchez, de CC OO, considera que "la excusa que se oculta detrás de todo ello es la falta de recursos económicos para dotar a los centros educativos de los medios materiales adecuados que se requieren para impartir esta materia". La APTCV coincide, al respecto, en que "después de 20 años la consejería no ha encontrado el equilibrio presupuestario necesario para adecuar estas enseñanzas de carácter teórico-práctico".

Gerardo Fernández, de UGT, añadió que Educación se plantea fijar el mismo requisito de "15 alumnos" mínimo para establecer los grupos en las Escuelas Oficiales de Idiomas. "Ello supondrá la desaparición de enseñanzas de idiomas minoritarios como italiano, árabe, ruso, griego, portugués o chino y también al español para extranjeros".

Por su parte, Educación emitió un comunicado en que sugiere una marcha atrás en su apuesta inicial, y anunció que "no fijará un número máximo de grupos de optativas". Pero dependerá de "la disponibilidad horaria del profesorado" del centro, porque "no habrá aumento de plantillas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de abril de 2009