Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caixa Penedès prevé adjudicarse el triple de pisos que en 2008 y lanza una inmobiliaria

La tercera caja sigue la estela de sus rivales y fichará a un directivo del ladrillo

Caixa Penedès, tercera caja de ahorros de Cataluña por tamaño, ha dado luz verde a la creación de un holding inmobiliario. De él colgarán seis sociedades, que servirán para que la entidad gestione la oleada de pisos, solares o promociones en curso que van a acabar en sus manos, en vista de las crecientes dificultades con que topan empresarios y particulares en estos tiempos de crisis para devolverle a la caja los préstamos que ésta les concedió en su día.

Desde enero, en sólo tres meses, la caja que dirige Ricard Pagès se ha adjudicado activos inmobiliarios por un importe de 120 millones de euros, cuando en todo 2008 la cifra ascendió a 178 millones. Fuentes de la entidad financiera calculan que este año, como mínimo, se duplicarán estas adjudicaciones por los problemas crecientes de los clientes y consideran un escenario posible que "la cifra incluso se triplique". Dadas las dimensiones del holding, que formará parte del grupo financiero pero tendrá su propia estructura y autonomía, la caja fichará en breve a un directivo del sector inmobiliario.

El conglomerado aunará tres tipos de activos: en primer lugar, la compra de pisos a promotores clientes que no estén en condiciones de devolver el crédito a Caixa Penedès; por otra parte, incluye también las viviendas adquiridas por la vía de las llamadas daciones en pago, que vienen a ser un pacto, normalmente con particulares, por el que el cliente que no puede pagar entrega las llaves de su vivienda y la entidad cancela el préstamo, y por último, la opción que menos gusta a bancos y cajas: las adjudicaciones vía subasta pública de pisos a raíz de un procedimiento judicial contra clientes que no paguen, normalmente pequeñas empresas cuyos administradores no aparezcan.

Los activos adjudicados dejan de computar como créditos dudosos, de modo que, al pasar al grupo inmobiliario, el nivel de morosidad se reduce. Sobre la inversión crediticia, la ratio de Caixa Penedès es de 4,25%. Sin contar esos activos adquiridos, la ratio se situaría en el 5,27%, según fuentes financieras.

"El ladrillo no es nuestro negocio, y nuestra vocación no es de permanencia. La coyuntura nos fuerza a entrar en esto, pero en estas circunstancias hemos decidido aprovecharlas y replicar el modelo de una inmobiliaria para hacer negocio", añaden las mismas fuentes. Otras entidades financieras catalanas, como Banco Sabadell y Caixa Catalunya, han creado nuevas inmobiliarias ante los activos que les están entrando.

La cabecera del holding es Penedescep, que hasta ahora sólo existía como paraguas de una treintena de participaciones en sociedades constituidas a medias con empresarios, ad hoc, para cada promoción. Si se cuenta con suelo, no se desarrollará, pero si está a medias, la caja ve necesario sacarle partido terminándolas. Ademas de OUA, una consultora y asesora urbanística, la empresa tendrá dos sociedades más para gestionar suelo y promociones en curso, y otras dos dedicadas al alquiler de inmuebles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de abril de 2009