Feijóo promete una norma que regule el traspaso de poderes

Prohibirá aprobar asuntos en funciones sin el visto bueno del gobierno entrante

"Deberíamos estar trabajando ya en el traspaso de poderes",insistió ayer el futuro presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que reclamó la formalización de una comisión con representantes de los gobiernos entrante y saliente para avanzar en ese objetivo "con normalidad, tranquilidad y sosiego". Feijóo se comprometió a aprobar en la próxima legislatura una normativa que regule las actuaciones en las fases de transición, de modo que el Gobierno en funciones no pueda aprobar nada "sin el conocimiento y visto bueno" del entrante.

El futuro presidente de la Xunta, en una entrevista que concedió a la Cadena Cope en Vigo, contrapuso la actitud de los dirigentes del bipartito, perdedores del 1-M, con la mostrada por José María Aznar cuando perdió las elecciones de 2004 frente a José Luis Rodríguez Zapatero. En este caso, los dos dirigentes se pusieron en contacto 48 horas después de las elecciones, se reunieron a los 11 días y desde esa fecha, 25 de marzo, "no iba nada al Consejo de Ministros que no hubiera sido comunicado al PSOE".

Feijóo también recordó el traspaso de poderes de 2005 en la propia Xunta: "En los 30 días siguientes a las elecciones no hubo ningún contacto porque PSOE y BNG estaban negociando su pacto de gobierno y no había interlocutor, fue Touriño quien prefirió esperar a que se materializase la coalición. A las 72 horas de cerrarse el pacto se celebró la primera reunión". Feijóo obvió cualquier referencia a los numerosos acuerdos tomados por la Xunta de Fraga en funciones, algunos por su propia consellería, como adjudicaciones y convenios de obras.

"Al día siguiente de las elecciones, todos los asuntos que vayan a los consellos de la Xunta en funciones serán notificados a quien gane, sin aprobar nada que no pase por ese cauce", añadió el líder popular para concretar su compromiso de regular el traspaso de poderes en la próxima legislatura. Mientras, Alfonso Rueda, secretario general del PP gallego, apelaba "a la dignidad" del presidente en funciones, Emilio Pérez Touriño, para pedirle que "sepa retirarse". Rueda recriminó la "soberbia" de Touriño, a quien acusó de aprovechar sus últimos días en la Xunta "para estar de pataleta en pataleta".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS