Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Atraco mortal en un bar de Córdoba

Un hombre fallece de un balazo en el pecho al intentar impedir un robo

Un hombre de 40 años murió de un balazo en el pecho en un bar de Córdoba durante la madrugada de ayer. La víctima se encontraba en el local Las Tres Culturas, en el barrio de La Viñuela. Al parecer, hacia las dos y media de la madrugada, el hombre, junto con otros clientes, intentó repeler el asalto de dos personas que irrumpieron armadas con un machete y una pistola. Otro cliente resultó herido, aunque fue dado de alta.

Poco antes del cierre del bar, cuando los escasos clientes que quedaban apuraban sus copas, aparecieron los dos extraños. Iban encapuchados, con sus caras cubiertas por sendos pañuelos de colores y hablaban con acento español. Uno de ellos llevaba un machete y el otro una pistola, que disparó al techo, cuenta María Luisa Materredona, dueña del bar. En ese momento, en la caja había unos 200 euros, según detalló. Entonces, siguiendo con su relato, algunos de los clientes se abalanzaron contra los intrusos, arrojándoles todo lo que encontraban, incluyendo sillas y taburetes. El tipo que portaba la pistola comenzó a disparar. Una de las balas alcanzó mortalmente el pecho de uno de los parroquianos, llamado Rafael, según los vecinos. Otro de ellos, conocido como Salvador, de 42 años, resultó herido de bala en un brazo, por lo que fue trasladado al hospital Reina Sofía, aunque fue dado de alta.

Los ladrones iban encapuchados y portaban una pistola y un machete

"Los tipos entraron gritando que era un atraco y que todos se pusieran contra la pared", explicó Manuel Reina, hijo de María Luisa, que no estaba presente en el momento del incidente. "En el bar quedaban ocho clientes. El fallecido y el herido eran habituales. Los conocíamos desde hacía un tiempo". Reina sospecha que la decidida acción de los presentes se debió, quizás, a que creyeron que el arma era de fogueo, "porque, al parecer, era muy pequeña". "El bar tiene un montón de impactos de bala. Dicen que disparó hasta seis veces. Mi madre se tiró inmediatamente al suelo cuando empezó todo. Trató de alcanzar el teléfono para llamar a la policía y, en ese momento, el tipo de la pistola la vio y pegó dos tiros hacia donde ella estaba. Los agujeros están en el espejo de la vitrina".

Tras la lucha, la pareja de asaltantes salió corriendo, sin haber conseguido llevarse nada. Según algunos testigos, torcieron a la derecha, hacia una plazoleta adyacente. Fueron vistos por algunos vecinos que se habían asomado por los ruidos. Los rumores en el barrio dicen que los ladrones tenían una moto en las proximidades que usaron para huir.

El Cuerpo Nacional de Policía le sigue la pista a los dos atracadores desde hace semanas. Sospechan que son los autores de al menos otros dos robos más muy parecidos en locales de hostelería de la ciudad. Los asaltantes actuaron igual en un bar de la misma zona de Córdoba y en un bingo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de marzo de 2009