Videojuegos

La PS3 empieza a acusar la crisis

La consola de Sony, 100 euros más cara que la Xbox 360 y la Wii, pierde terreno

En la historia de Sony, junto a triunfos como la PlayStation 2 o el walkman, se cuentan batacazos como el vídeo Betamax o el MiniDisc. Por el momento, no puede discernirse cuál de ambos listados engrosará la PlayStation 3. Pero en un contexto de crisis económica, la videoconsola más cara (cuesta 395 euros) lleva las de perder. Sus más de 100 euros de desventaja sobre la Xbox 360 de Microsoft y la Wii de Nintendo comienzan a plasmarse en cifras. En EE UU sus ventas recientes han caído. En Japón, la Xbox 360 (la única que no es de origen nipón) le ha ganado por primera vez el pulso varias semanas. Y en España, la PS3 fue la consola menos vendida en Navidades.

Otro síntoma es el gasto en los sistemas online de las distintas consolas. El año pasado, los 20 millones de usuarios de PlayStation Network gastaron 137 millones de euros, mucho menos que los 17 millones de Xbox Live que desembolsaron 760 millones. La Xbox también le gana en el ratio de videojuegos vendidos por consola: los jugadores expertos prefieren la máquina de Microsoft.

La empresa japonesa acaba de despedir a 1.600 empleados

Más información

Reducir el precio de la PlayStation 3 no es sencillo para una empresa que acaba de despedir a 1.600 empleados -y que ha vivido episodios como el secuestro de sus directivos por parte de los trabajadores de uno de sus centros en Francia-. Desde Sony se muestran tajantes: "Negamos categóricamente los rumores que apuntan a una posible bajada de precio". Según distintas fuentes, Sony ya pierde unos 38 euros por unidad con su actual precio.

La PS3 es la máquina más avanzada, pero ¿cuánto de ese potencial se plasma en atractivos para el consumidor? Sólo tres juegos hasta el momento -Metal gear solid, LittleBigPlanet y Killzone 2- le han sacado todo el partido. Su otro atractivo, el reproductor Blu-ray, tampoco despega. La consultora Futuresource asegura que en 2009 sólo el 5% de las ventas de películas en Europa será de Blu-ray (y un 95% DVD).

Quienes más presionan para que Sony baje los precios son las desarrolladoras de videojuegos. Programar para esta consola es más complicado. Y las ventas no justifican el esfuerzo. En Sony se confía en que los títulos en exclusiva tengan la resonancia del reciente Killzone 2 (en febrero fue el segundo más vendido en España). Se estima que la tercera parte de los seguidores de God of war, que tendrá tercera parte este año, aún no han adquirido la nueva consola: en España hay cinco millones de PS2 y sólo 900.000 PS3. Pero ese lanzamiento no llegará hasta 2010, tal vez demasiado tarde. "Estamos viviendo el paso de PS2 a PS3, una adaptación que lleva su tiempo", insiste James Armstrong, responsable de Sony para España y Portugal. "PS3 está creciendo progresivamente y su base instalada aumenta mes a mes. Aunque somos conscientes de las dificultades económicas por las que atravesamos, las previsiones para el próximo año son bastante optimistas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 19 de marzo de 2009.