Reportaje:Las colecciones de EL PAÍS

Y con ellas, y su sexo, llegó el escándalo

Mañana y pasado, dos nuevas películas de cine erótico

Historia de O, dirigida en 1975 por Just Jaeckin, y El imperio de los sentidos, obra del cineasta nipón Nagisa Oshima, estrenada en 1976, son las dos películas que podrá adquirir junto con EL PAÍS hoy, viernes, y el sábado, respectivamente, por un euro cada una. Dos cintas que escandalizaron cuando se estrenaron y que a los españoles "sedientos de mugre", como fueron tachados, les hicieron peregrinar a las salas de cine francesas para ver sin cortes ni censuras historias de sexo y erotismo.

"Primero, con El último tango en París; luego, con Emmanuelle, Historia de O y El imperio de los sentidos, y después con todo tipo de subproductos porno. Perpiñán atrajo durante por lo menos cinco años a un público inasequible al desaliento que, un fin de semana tras otro, tomaba los cines con la libido en ristre y se dejaba los dineros gustosamente a cambio de saborear la libertad -o esa parcela de libertad- que le estaba negada de frontera para abajo", narraba Maruja Torres en este diario en 1988. Hablaba de cintas que fueron censuradas, secuestradas y cortadas y que incluso llevaron ante la justicia a sus directores, en el caso de El imperio de los sentidos. Su delito: mostrar sexo explícito. El director japonés basó su defensa en el uso de la libertad en su sentido más amplio y afirmó que la obscenidad sólo existe en la mente de los fiscales y en quien la reprime y que no hay ninguna cosa que sea obscena en sí misma. La película, basada en un hecho real que conmovió a Japón en 1936, representa la búsqueda absoluta del placer. Sus protagonistas entran en una espiral maquiavélica de sexo y sumisión donde todo vale, hasta la muerte: ya que los amantes lo consienten. Para el cineasta Pedro Almodóvar, los numerosos planos de sexo son lo menos interesante del polémico filme. "Oshima llega a una profundidad tal en este tema que te transporta más allá del erotismo. Ojalá algún cineasta español llegara a abordar cualquier tema, cualquiera, con la profundidad de este director japonés".

Historia de O, basada en la novela erótica de Pauline Réage publicada en 1954, sustituye también el amor por el sadomasoquismo sin tapujos, por el placer de la esclavitud, del sacrificio y la fustigación. Es de nuevo una búsqueda desesperada por conseguir el máximo gozo desde el ejercicio más puro de la libertad de los protagonistas.

Fotogramas de <i>El imperio de los sentidos, </i>de Nagisa Oshima, izquierda, e <i>Historia de O,</i> de Just Jaeckin.
Fotogramas de <i>El imperio de los sentidos, </i>de Nagisa Oshima, izquierda, e <i>Historia de O,</i> de Just Jaeckin.
Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS