Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El Casco Viejo de Vitoria se mueve

La rehabilitación del barrio medieval comienza a coger velocidad con el desarrollo de varios proyectos de regeneración urbana y económica

El Casco Viejo ha sido durante décadas, y sigue siéndolo, la otra cara de la moneda de Vitoria; el lugar donde se hunden los envidiables niveles de calidad de vida y servicios de la capital alavesa. Sin embargo, en un momento en el que la crisis económica y lo invade y deprime todo, el barrio medieval de Vitoria, siempre pendiente de rehabilitación, vive un intenso momento de iniciativas económicas.

En 2008 se concedieron 50 licencias de actividad y hay otras tantas en espera. Se ha puesto en marcha hasta una veintena de proyectos estratégicos, desde la regeneración urbanística del barrio hasta la creación de un centro de enseñanza de oficios, una comisaría o la renovación de la iluminación. Y se han creado una mesa de rehabilitación social y un consejo de participación vecinal que intentarán hacer posible la integración de un vecindario heterogéneo, en el que convive un grupo notable de personas de la tercera edad, inmigrantes (sobre todo, de origen magrebí) y familias jóvenes recién instaladas. Un último dato: en las últimas elecciones, el porcentaje de abstención alcanzó el 44%.

Estas son algunas de las iniciativas que ha puesto en marcha el equipo que dirige Gonzalo Arroita (antiguo gerente de la Fundación Catedral Santa María), a quien eligió hace un año el alcalde, Patxi Lazcoz, para que impulsara la siempre irresuelta renovación de la almendra medieval. Cuentan con un presupuesto hasta 2011 de 15,5 millones, la mitad procedentes de los fondos Urban de la UE, a los que se ha añadido parte de la financiación municipal del Gobierno de Rodríguez Zapatero contra la crisis.

- Plan de Reactivación Económica. La Agencia de Renovación Urbana del Ayuntamiento de Vitoria se planteó hace un año como un reto la recuperación de cientos de lonjas vacías del barrio para darles una salida y revitalizar la actividad económica del barrio. Actualmente, la demanda de locales para instalar negocios supera a la oferta. El éxito ha desbordado las expectativas más optimistas. "No conocemos la crisis, pero es comprensible: ofrecemos una buena localización, precios de alquiler asumibles, derecho de compra después de cinco años de arrendamiento, asesoramiento en la rehabilitación del local...", explica Arroita. En su mayoría, estas lonjas están siendo ocupadas por jóvenes profesionales y pequeñas empresas.

- Centro del Campillo. El Casco Viejo cuenta con un referente único en El Campillo, ese espacio que domina lo alto de la colina rodeada por la almendra medieval, donde se pretende ubicar el Gasteiz Antzokia, un centro sociocultural vinculado a la cultura vasca. Será el referente de un entramado destinado a "usos revitalizadores que ejerza como gran plaza de la parte antigua", explica Arroita. Bajo este zoco se ubicará un aparcamiento subterráneo, reclamado hace tiempo por vecinos y comerciantes.

- Centro de Oficios de la Ciudad Histórica. Este proyecto, que se encontraba en el programa inicial que presentó Gonzalo Arroita, se ha visto favorecido de las ayudas del Gobierno. De este modo, entre las calles Pintorería y San Vicente de Paul, en un frente de más de 100 metros, ya se están rehabilitando distintos locales que acogerán ese centro educativo destinado a los jóvenes del barrio, que se instruirán en los oficios necesarios para la rehabilitación del propio casco medieval.

- Seguridad. "Soy partidario de que el Casco Viejo, en la zona de Aldabe

[la parte más alejada del Ensanche] cuente con una comisaría de policía de referencia", explica Gonzalo Arroita, quien admite que esa instalación de la Guardia Urbana atendería también al resto del centro de Vitoria. "Su presencia servirá para que se dé un cambio en la [actual] percepción del Casco Viejo como un lugar inseguro", añade. En este sentido, se trabaja ya en la mejora de la iluminación de las calles del barrio.

- Remodelación integral de las instalaciones urbanas. Además de la mejora en todas las canalizaciones, se soterrará el tendido eléctrico y telefónico (éste con fibra óptica), dentro de un programa de impulso tecnológico que incluye instalación de wi-fi para todo el barrio. Arroita advierte que en este primer trienio las molestias causadas de la renovación urbanística serán notables,

- Políticas sociales. El programa que ha establecido el equipo que dirige la recuperación del barrio se prolonga hasta el 2014, dividido en dos trienios (2009-2011 y 2012-2014). En un primer momento trabajará en la regeneración urbanística, pero las políticas sociales se desarrollan a lo largo de todo el periodo, después de que se haya abierto un programa especifico, dirigido por Javier Lobato.

- Patrimonio. La recuperación de inmuebles históricos para su uso público comienza a dar sus frutos. Está en marcha la adquisición del palacio Escoriaza-Esquivel, una de las joyas arquitectónicas del barrio, cuya propiedad se encontraba en un limbo jurídico. Asimismo se trabaja en la recuperación para la ciudad de la antigua sede del Museo de Arqueología, muy cerca del palacio Maturana Verástegi, donde se instalará la Fundación Zain, vinculada a la UPV y dedicada a la recuperación de patrimonio. "Tengo la convicción de que la Universidad también se va a implicar en la recuperación del Casco Viejo de Vitoria", concluye Arroita.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de marzo de 2009