Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"¿Es éste el club que queremos?"

Ex jugadores y directivos del Real Madrid analizan posibles salidas para la actual crisis institucional

El Madrid publicó ayer el orden del día de la asamblea de compromisarios del 29 de marzo, decisiva para resolver la crisis institucional que agita el Bernabéu desde hace años. El cónclave se desarrollará como sigue: ratificación de Vicente Boluda como presidente; propuesta de dejar sin validez los acuerdos de la asamblea del 7 de diciembre de 2008; aprobación de las cuentas del ejercicio 2007-2008; aprobación del presupuesto del ejercicio 2008-2009; propuesta para la elección de los miembros de la junta electoral y de la comisión disciplinaria; y modificación del artículo 25 de los estatutos, que pasará a tener el siguiente texto: "El voto será personal y no se admitirá representación o delegación para su ejercicio. Se admitirá el voto por correo con las garantías establecidas en la legislación electoral general". En el caso de no aprobarse este último punto, que se acuerde que para la validez del voto por correo la identificación del elector se haga mediante notario. Además, se anuncia que el sistema de votación será electrónico.

La encrucijada ha encendido en la afición el debate sobre la validez del modelo social. Una mesa redonda imaginaria se traslada a la calle y alienta la discusión entre jugadores y dirigentes de todas las épocas de un club al que ayer superó el Villarreal en la clasificación de la UEFA y que en la próxima edición de la Champions podría no ser cabeza de serie.

- Vicente Del Bosque. "Sólo diré que lo primero que se debería hacer es poner todos los elementos para que las elecciones sean ejemplares. El proceso electoral no puede dar cobijo a los tramposos".

- Michel. "Lo ideal sería lograr una candidatura de consenso. Como creo que todos tienen algo que aportar, lo mejor es que los candidatos se reúnan y creen una junta de gobierno. Esto devolvería la estabilidad al club. Se podrían diseñar proyectos deportivos a largo plazo y el club no quedaría expuesto a que, al primer resultado adverso, la oposición volviese a la carga".

- Butragueño. "No sé si lo ideal es someter al club a unas elecciones cada cuatro años. Cambiar de dirección supone una dificultad para plantear una estrategia y hace que toda la experiencia acumulada se desaproveche, y los nuevos ejecutivos tengan que dedicar un tiempo muy valioso a aprender cómo funciona un club de fútbol. Propongo que el club internamente haga una reflexión. La pregunta que se deben hacer los socios es: ¿Es este el club que queremos en estos tiempos que corren? ¿Nos movemos en el marco de actuación ideal? La inteligencia interna del club debe dirigir parte de su energía a evaluar la experiencia de los últimos años. Si el modelo es mejorable, habría que estudiar qué otras opciones hay".

- Lorenzo Sanz. Ex presidente. "Creo que tiene que venir gente nueva al club capaz de agrupar a todos los madridistas. El Liverpool ha demostrado cómo se hace una gestión manteniendo a los entrenadores hasta que cumplan sus contratos a pesar de que lleva 19 años sin ganar una Liga inglesa [desde la temporada 1989-90]. Creo que es urgente cambiar el estatuto de arriba abajo. Fundamentalmente para garantizar que no se abuse del voto por correo".

- Juan Onieva. Ex vicepresidente. "El Madrid necesita una revolución democrática. El problema no está en quién sea el presidente, sino en los fundamentos legales del club, que son los estatutos sociales. Estos estatutos son normas que están fuera del tiempo en que vivimos y el sistema electoral que prevé es arcaico. La junta electoral no puede estar nombrada por la junta directiva, por razones obvias. No hay garantías mínimas de que el voto por correo sea libre y secreto. Los estatutos son profundamente antidemocráticos y restan credibilidad a los organismos como a la asamblea de compromisarios, a los dirigentes, y a los procesos electorales. Esto ha provocado la judicialización del club. Por eso considero que lo prioritario es que la asamblea de compromisarios modifique los estatutos. Que se aprueben, y una vez aprobados que se celebren las elecciones".

- José Manuel Otero Lastres. Ex directivo con Florentino Pérez. "La actual crisis institucional no ha sido generada por la estructura jurídica del club. Con esta estructura Bernabéu gestionó el Madrid durante muchísimos años. El problema es de las personas que entran al club, no de las normas estatutarias. Que se haga un uso antidemocrático de las normas no significa que lo sean. La conversión en sociedad anónima no es una salida. En este momento, los clubes con situaciones económicas más delicadas son sociedades anónimas. En 1992, tras la conversión, los clubes estaban capitalizados y sin deudas. Ahora, con las sociedades anónimas la deuda asciende a 2.900 millones de euros. En el Madrid hay que regular el voto por correo. Hay dos formas: hacerlo como en las elecciones generales, lo cual es más costoso, o mediante la presencia de un notario que dé fe pública de la legalidad del proceso".

- Miguel Ángel Arroyo. Ex directivo de Florentino Pérez y ejecutivo del club con Ramón Calderón. "El actual modelo no puede funcionar por dos razones: el sistema electoral no es adecuado y el modelo de gestión es absolutamente inapropiado para una sociedad que mueve 400 millones anuales. No es lógico que cada cuatro años el club se descapitalice perdiendo a todos sus ejecutivos, que son los que poseen la experiencia y el conocimiento imprescindible para gestionarlo. La idea de la titularidad del club de los socios hay que armonizarla con una gestión eficaz. La fundación Real Madrid podría patrocinar un estudio para buscar el modelo ideal, que podría situarse en una posición intermedia entre la sociedad anónima y la deportiva".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de marzo de 2009