Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rubalcaba defiende al comisario jefe de la Policía Judicial frente a las críticas del PP

Una vez dimitido Mariano Fernández Bermejo como ministro de Justicia e inhibido del caso el juez Baltasar Garzón, al PP sólo le queda el comisario de Policía Judicial, Juan Antonio González. Para sostener la tesis de la conspiración urdida en la célebre cacería de Jaén, el PP pidió ayer en el Congreso la dimisión de ese mando policial, que compartió montería con el juez y con el entonces ministro.

La diputada Macarena Montesinos pidió su destitución por el "escandaloso encuentro" mientras "se disparaba con grueso calibre contra el PP". Aprovechó para arremeter contra Garzón porque "si un magistrado oculta deliberadamente sus ingresos no debería estar legitimado para instruir casos de estafa y corrupción en la Audiencia Nacional, y menos para presidirla".

Se encontró con que el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, destinatario de la pregunta respaldaba al comisario porque "cumple con su deber". Explicó que "es un excelente profesional" y se preguntó si debe destituirle "por haber investigado la denuncia de dos ex concejales del PP por la trama de corrupción del PP; por haber investigado las cuentas de empresas de sus antiguos o no tan antiguos amigos; por investigar los pagos de esas empresas a algunos de sus dirigentes regionales; por la dimisión del alcalde de Majadahonda, del de Boadilla y el de Pozuelo o por la dimisión del consejero de Deportes de la Comunidad de Madrid".

Rubalcaba, además, se preguntó por qué el PP mantuvo a González como jefe superior de policía, cuando ahora arremete contra él. La diputada del PP, entonces, cambió el tiro y pasó de disparar al policía a apuntar al ministro. Se preguntó si fue Rubalcaba quien ordenó al policía que fuera a la cacería e investigara al PP y terminó asegurando que "con su historial en el Gobierno de Felipe González, como portavoz del paro, del GAL, de los fondos reservados, quedó ya demostrada su maestría en el ocultamiento".

La diputada olvidó que fue el juez Garzón quien investigó y desveló la trama de los GAL.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de marzo de 2009