Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El espionaje en la Comunidad de Madrid

Los agentes espiaron la cita de Prada con un ex presidente de Telemadrid

Álvaro Renedo, ex diputado del PP y ex jefe de la cadena, se reunió antes con Granados

Agentes del Gobierno de Madrid espiaron al ex presidente de Telemadrid y ex diputado regional del PP Álvaro Renedo, otro dirigente caído en desgracia ante Esperanza Aguirre. Renedo fue fotografiado por los espías, según el parte de éstos, tras entrevistarse en un hotel con Alfredo Prada, ex consejero de Justicia. Ambos espiados confirman su encuentro.

Los 33 partes originales que recogen los seguimientos por agentes de la Consejería de Interior de Madrid en 2008 a políticos del PP contrarios a Aguirre como el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, o el ex consejero Prada no sólo coinciden con sus agendas oficiales, sino con las privadas. Y quienes tuvieron encuentros con ellos también fueron investigados o fotografiados. Este diario ha identificado a dos víctimas colaterales del espionaje negado por el consejero de Interior, Francisco Granados, pero que nutren un listado que incluye al ex tesorero del PP Álvaro Lapuerta y a la diputada regional Carmen Rodríguez.

"Alguien debe tener las fotos que me hicieron", dice el ex dirigente del canal

La primera víctima colateral del espionaje es Álvaro Renedo, presidente de Telemadrid entre 2003 y 2007 por nombramiento de Aguirre y diputado regional en la anterior legislatura. La segunda es Clara Reynolds, presidenta de una fundación. Renedo fue espiado el 20 de mayo de 2008. Los espías de la Consejería de Interior lo describieron y fotografiaron tras entrevistarse con Prada en el hotel Hesperia de Madrid: "Se reúne en el interior de hotel con un hombre de edad avanzada, calvo, con gafas y de una estatura similar a la de P". "Ese hombre de edad avanzada, calvo y con gafas que se entrevistó en el hotel Hesperia con Prada soy yo", confirmó Renedo a este diario.

Pero evitó opinar sobre tal espionaje y aclarar si presentaría acciones legales. Renedo había caído ya en desgracia en mayo de 2008 ante Aguirre. Había sido su amigo personal y compañero de oposición, pero ella no dudó en apearlo de la presidencia de Telemadrid. Y, por si fuera poco, Renedo, cuando fue espiado, se entrevistaba con otro disidente, Alfredo Prada, al que Aguirre destituyó tras ser fichado por Mariano Rajoy para su ejecutiva.

Renedo fue espiado en su encuentro con Prada tras haber mantenido sólo unas horas antes una entrevista con Granados en la cafetería Riofrío, junto a la sede del PP. No ha querido detallar su entrevista con Granados, que estaba entonces inquieto por ciertos ataques periodísticos contra él. La entrevista entre Renedo y Granados no fue espiada. Renedo sólo fue objeto de espionaje indirecto cuando contactó con Prada, objetivo continuado del seguimiento desde la Consejería de Interior. No en vano, el 20 de mayo de 2008, Prada, consejero de Justicia y vicepresidente segundo del Gobierno de Aguirre, fue seguido minuto a minuto por los espías de la Consejería de Interior.

De su marcaje salen dos datos sobresalientes: uno figura en la agenda de la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, su cita con Prada en Sol. Pero los agentes sólo anotan que Prada entra a las 16.45 en la sede de la presidencia madrileña y que sale a las 17.40. No detallan quién lo recibe. Ignoran un dato que deberían conocer si manejaran agendas. Y poseen otros que no podrían extraer de ellas, salvo por el espionaje que describen: "A las 20.45 sale P de su lugar de trabajo, se dirige caminando hasta el hotel Hesperia, el cual se encuentra a unos 300 metros de su puesto de trabajo (le siguen a una cierta distancia los dos hombres del dispositivo más próximos a él)". Y luego describen y fotografían a Renedo. "Alguien debe tener mis fotos", clama Renedo. Unas fotos que no figuran en agendas.

Un ex presidente de Telemadrid contrario a Aguirre

- "Calvo y con gafas".

El 20 de mayo de 2008, los espías siguieron a Alfredo Prada hasta el hotel Hesperia de Madrid, donde se vio con "un hombre de edad avanzada, calvo, con gafas". Ese hombre era Álvaro Renedo, según confirma él mismo a EL PAÍS. Renedo fue presidente de Telemadrid entre 2003 y 2007, y justo antes de reunirse con Prada se había visto con el consejero de Interior de Madrid, Francisco Granados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de marzo de 2009

Más información