Reportaje:Televisión

Del caviar al puchero

El nuevo programa de telerrealidad de Antena 3 pone a empresarios a compartir casa con familias desfavorecidas

De comer en restaurantes con tres estrellas Michelin, comprar en las tiendas más exclusivas y viajar a los parajes más exóticos del planeta, a pasar una semana con 50 euros y lo puesto. En definitiva, de vivir a lo grande a vivir a lo pobre. Antena 3 estrenará en abril y en horario estelar El secreto, un docureality en el que profesionales que han triunfado en sus trabajos abandonan durante siete días su desahogado entorno "para convivir con familias y grupos desfavorecidos y comprobar con sus propios ojos cómo es esa realidad", explica Ana Rivas, directora de Programas de la cadena.

El nuevo formato es una adaptación de The secret millionarie (El millonario secreto), que se estrenó en la cadena Channel 4 británica en 2006, donde lleva tres temporadas con gran éxito. La versión española, que corre a cargo de la productora On TV (El síndrome de Ulises o Cazadores de hombres), se ha concebido en "forma de especiales, al estilo de Esta casa es una ruina, y por ahora hay tres proyectos cerrados", dice.

Tras la experiencia, los participantes ofrecerán ayuda a sus anfitriones

Una de las características del programa es que los empresarios infiltrados -"ellos prefieren que se les denomine así en vez de millonarios", apunta Rivas- deben ser desconocidos. En este contexto, Amancio Ortega, alma máter del emporio Zara o las hermanas Koplowitz están completamente descartados. "Tienen que ir de incógnito, si son conocidos el docureality perdería su esencia".

Entre los profesionales elegidos se encuentra un arquitecto, una persona con negocios inmobiliarios, un profesional de la publicidad y otro de las artes gráficas. Buscar a empresarios capaces de dejarlo todo por participar en un programa de entretenimiento con fines solidarios fue una tarea complicada. "Sin embargo, una vez convencidos implicaron incluso a amigos suyos para de esa forma conseguir más cosas", añade. "Porque la base del reality es que, al concluir la convivencia, los concursantes desvelarán sus identidades reales y ofrecerán a las familias de acogida una ayuda económica o un trabajo", subraya.

En el primer caso, en pleno rodaje, los espectadores conocerán a una mujer nigeriana con una niña que malvive con 300 euros al mes y ha decidido alquilar una habitación. Ahí es donde recalará el otro protagonista de la historia: un hombre casado, con dos hijos y un buen nivel de vida. "El choque entre ambos mundos será brutal", vaticina la directiva, que declara que la mujer no puso ninguna pega a ser grabada para un programa. "Es más, estaba encantada. A veces, la televisión es la única vía de denunciar situaciones crudas y dramáticas", añade Rivas, y cita como ejemplos los espacios Callejeros o Comando actualidad.

El secreto actualmente se emite en Alemania, Dinamarca y Holanda. La cadena Fox también lo ha adaptado en Estados Unidos.

Imagen de un capítulo de la edición británica de <i>El millonario secreto. </i>
Imagen de un capítulo de la edición británica de <i>El millonario secreto. </i>
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS