Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La trama de espionaje a altos cargos del PP

El consejero de Interior acusa de mentir a tres ex consejeros

El consejero madrileño de Interior, Francisco Granados, acusó ayer a tres ex consejeros de mentir en la comisión que investiga la trama de espionaje en Madrid. El socialista Virgilio Cano y los populares Carlos Mayor Oreja y Pedro Calvo, responsables de la seguridad entre 1983 y 2003, habían negado la víspera, en esa comisión, que el cuerpo de seguridad autonómico realizara labores de escolta o contravigilancia en sus mandatos.

Granados no los creyó y ayer, en el pleno de la Asamblea de Madrid, proclamó: "Afirmo categóricamente que en el Gobierno del señor Joaquín Leguina [1983-1995] se prestaban servicios de seguridad por parte de los técnicos de seguridad, se compraron pistolas [...] y que además hacían de escolta de los miembros del Gobierno; lo afirmo y lo puedo acreditar; por lo tanto, alguien ayer mintió". Además, insistió en que "las competencias y funciones que realiza ese cuerpo" -según él, escolta, contravigilancia, etcétera- son "las mismas que se ejercían con Leguina y con Gallardón".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de marzo de 2009