Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guipúzcoa suspende en cooperación

Las instituciones guipuzcoanas, salvo contadas excepciones, suspenden en cooperación al desarrollo. En los últimos años, lejos de aportar el 0,7% de sus presupuestos para tal fin, han ido disminuyendo el porcentaje de sus ayudas, pasando de una media del 0,54% en 2005 al 0,43% en 2007, según recoge un estudio elaborado por la Coordinadora de ONG de Desarrollo de Euskadi.

En la Asamblea de Naciones Unidas celebrada en 1970, todos los países miembros adquirieron el firme compromiso de destinar el 0,7% del PIB a la ayuda oficial al desarrollo. La Coordinadora de ONG de Euskadi ha testado cuál es la situación en Guipúzcoa y "los datos no invitan al optimismo", pese a la imagen de solidaridad que transmiten sus instituciones, afirmó ayer su responsable de Incidencia Política, Natalia Rodríguez.

La aportación de las instituciones ha bajado de una media del 0,54 al 0,43%

Las instituciones objeto de estudio han sido las Juntas Generales, la Diputación y 38 de los 88 ayuntamientos del territorio (aquellos que tienen más de 5.000 habitantes y cuatro que no alcanzan esa cifra, pero publicaron convocatorias de ayudas). El trabajo de recogida de datos no ha resultado fácil. La coordinadora considera que para aproximarse lo más posible a la referencia del 0,7% del PIB hay que realizar el cómputo de lo que se dedica a cooperación teniendo en cuenta el presupuesto total consolidado de cada institución, incluyendo sus organismos autónomos. Ese dato sólo lo ha obtenido de la Diputación, que aún así no alcanza el 0,7%. Ha bajado del 0,45% en 2005 al 0,30% dos años después.

Entre las instituciones más solidarias están las Juntas Generales y ocho ayuntamientos (Astigarraga, Beasain, Ibarra, Irún, Lasarte, Ordizia, Usurbil y Zumarraga), que superaron en los tres años analizados la aportación del 0,7%, eso sí, de sus presupuestos sin consolidar, según recoge el estudio, financiado por la Diputación.

Ante este panorama, la Coordinadora de ONG considera "imprescindible" que las instituciones destinen a cooperación el 0,7% de sus presupuestos totales consolidados. También considera fundamental lograr "una mayor coordinación y coherencia" entre las diferentes administraciones y que las instituciones no tomen decisiones "coyunturales y puntuales", sino que desarrollen "políticas propias planificadas".

Pese a no disponer de estudios concretos, la coordinadora se mostró convencida de que la tendencia de Guipúzcoa se puede extrapolar también a Vizcaya y Álava. Y expresó su preocupación por las consecuencias de la crisis económica, que probablemente se traducirá en un descenso de las partidas destinadas a cooperación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de marzo de 2009