Una 'zona ciega' del radar impidió detectar la patera en la que murieron 25 personas

La estación sensora del Servicio Integral de Vigilancia Exterior (SIVE) situada en el municipio de Haría, al norte de Lanzarote, tiene una "zona de sombra" entre la costa y una distancia que oscila desde 0,5 y una milla náutica mar adentro. Esa deficiencia impidió a la Guardia Civil confirmar la detección de la patera que el pasado 15 de febrero naufragó a sólo 20 metros de tierra. En la tragedia perdieron la vida 25 inmigrantes, 15 de ellos menores de edad.

En un informe elaborado al día siguiente del siniestro, el cabo primero de la Guardia Civil encargado de la estación señala que el eco que supuestamente correspondía a la patera fue detectado por primera vez en la pantalla del radar a las 17.38 a 2,20 millas de la costa. A las 17.42 cambió a rumbo sur, todavía a 2,20 millas. A las 18.05 se perdió. A las 18.08 volvió a aparecer a sólo una milla. Y a las 18.16 (esto es, cuando entró en la "zona de sombra") se perdió definitivamente. Pocos minutos después, la embarcación se estrelló contra las rocas.

Más información
El año termina con la menor llegada de inmigrantes en patera en una década

El informe es categórico al respecto: "Si una embarcación tipo patera sigue la ruta norte por el islote de Alegranza y cambia el rumbo hacia la zona de sombra (Punta Prieta), costeando, el sistema no lo detecta, siempre que se mantenga el margen de las 0,5 y una milla náutica; pudiendo ser esta ruta conocida por las mafias de tráfico clandestino de inmigrantes y el trayecto utilizado por la embarcación naufragada".

Del informe se desprende que el rumbo de la patera, de Norte a Sur en lugar del habitual, de Este a Oeste, influyó en que el radarista confundiera su señal en la pantalla con un eco "falso". De hecho, ni siquiera intentó utilizar la cámara de visión diurna para intentar avistarla.

"En conclusión", señala el informe, "el SIVE detectó un eco, que pudiera corresponder con la embarcación naufragada, pero debido tanto al lugar en que se detectó como al tiempo de permanencia y al estado de la mar, que disminuye la sensibilidad del radar (hace que el eco se pierda y aparezca repetidas veces), el operador no estimó como indicios suficientes para considerarlo como una embarcación sospechosa".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS