Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP amordaza la comisión de los espías

La Asamblea preguntará a un consejero de 1995 y con los interrogatorios limitados

El PP puso otra vez a funcionar el rodillo de la mayoría en la mesa de la Comisión de Investigación por la presunta trama de espionaje a políticos en la Comunidad de Madrid. La reunión de ayer debía establecer el calendario y los trabajos hasta el 31 de marzo, cuando teóricamente debe cerrarse la investigación parlamentaria, pero acabó desinflándose porque los populares no dieron opción y sólo permitieron establecer 10 comparecencias para las tres próximas sesiones dejando en el aire las 19 restantes.

Cada viernes, la mesa de la comisión establecerá, por tanto, la agenda para la semana siguiente. Esta imposición del orden de comparecencias indignó al PSOE y a Izquierda Unida, que acusaron a los de Esperanza Aguirre de retrasar las citaciones más importantes, agotar el tiempo y evitar así que den explicaciones los principales responsables políticos de la trama (como la propia presidenta) y sus víctimas, el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, y el ex consejero Alfredo Prada.

Los trabajos arrancarán el miércoles, un mes después de haberse constituido la comisión, con la única comparecencia que han pedido en exclusiva los populares. Se trata de Virgilio Cano, consejero de Gobernación con el socialista Joaquín Leguina hasta 1995. Los hechos que han dado origen a la investigación sucedieron el año pasado. Pero ese mismo día también acudirán Carlos Mayor Oreja, consejero de Alberto Ruiz-Gallardón, entre 1995 y 2003; Pedro Calvo, delegado de Seguridad del Ayuntamiento; y Juan Carlos Durán, director de Seguridad Corporativa de la capital, para hablar de un tema ajeno al espionaje de la Comunidad.

Según el PP, las comparecencias de Cano y de Mayor permitirán conocer cómo ha venido funcionando la seguridad en la Comunidad. Para la oposición sólo añaden ruido a la investigación. "Ese departamento, creado en 1987, es el mismo de siempre, con ligeras variaciones, y siempre ha hecho lo mismo. Nadie podrá demostrar que se ha dedicado a espiar, porque es mentira", dijo el portavoz del PP, David Pérez.

Habrá que esperar a las dos siguientes sesiones para hallar nombres que supuestamente han tenido alguna relación con la trama. El viernes comparecerán los responsables de seguridad Marcos Peña y Miguel Castaño. El lunes será el turno del director de Área de Seguridad, Segio Gamón; la secretaria técnica Mar Pérez Merino; el actual director general de Seguridad, Enrique Barón, y el viceconsejero Alejandro Halffter.

Tanto el PSOE como IU se sienten engañados, ya que, aseguran, en la sesión de constitución de la comisión los populares "se comprometieron a ser flexibles para permitir repreguntas, como ocurrió en la comisión de los tránsfugas Tamayo y Sáez en 2003". Ahora el PP asegura que el reglamento no lo permite. El PP ha retrasado los trabajos, ha vetado 22 comparecencias y numerosa documentación, y ha puesto fecha de caducidad a la comisión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de febrero de 2009