Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:25ª jornada de Liga

"Un físico privilegiado"

Pochettino y Di Biasi, que trabajó con Capello, elogian al '7' del Madrid

Ronaldinho sudaba de lo lindo en las instalaciones aeroespaciales de la rue Galilée, en el centro de París. Anelka le seguía y Pochettino, capitán del PSG, animaba a todos los jugadores a pasar por las pruebas que realizaba el preparador físico, Feliciano di Blasi (Italia, 1953). Ahora Feli es la mano derecha de Poche en el Espanyol y aplica los mismos métodos. "Me centro en lo psicofísico", argumenta. O, lo que es lo mismo, en reanimar a un vestuario que estaba deprimido y reactivar a unos futbolistas que jugaban a medio gas. Después de batir al Barça (1-2), hoy se miden en Montjuïc con el Madrid, un club que Di Blasi conoce a la perfección.

No se lo pensó dos veces cuando Fabio Capello le llamó en 1996. Con la conexión balcánica (Suker-Mijatovic) en el ataque y una plantilla corta (jugaron 14 futbolistas), el Madrid demostró un físico envidiable en la Liga, ayudado por su ausencia de las competiciones europeas. Desde el primer día quedó prendado de la actitud de Raúl. "Acabas de llegar de los Juegos de Atlanta. Supongo que querrás hacer un trabajo lento y progresivo, ¿no?", le preguntó. "Estoy aquí para trabajar", replicó el delantero. También coincidió con Guti, del que elogia su físico. Tras el Madrid, se fue al Milan con Capello y al PSG con Luis Fernández. No le importa el cambio de residencia a Di Blasi, que ha vivido en diez ciudades italianas, París, Madrid, Sevilla y Doha. Aunque ahora reside en Barcelona, su casa está en Siracusa (Sicilia).

El factor psicológico

Amante de la música clásica y de los libros de historia y filosofía, Di Blasi está licenciado en Psicología y Educación Física: "Lo psicológico sirve para revertir una situación y aumentar la autoestima". Como al Espanyol, en la zona de descenso. Sus métodos son de lo más variado: a los jugadores les somete a un análisis individual y otros psicológicos, biológicos, fisiológicos y hormonales más un test de atención o diferentes estudios sobre sus reacciones y estímulos. "Y eso", explica, "se debe complementar con la alimentación, el descanso y la recuperación". De ahí que deban dormir de ocho a diez horas, tengan prohibido cualquier otro deporte e inicien una dieta individualizada.

La misma atención le pone al físico Di Blasi, que plantea alcanzar el mejor estado en los últimos duelos ligueros. Hoy se baten con el Madrid de Raúl. "Tenía un físico privilegiado", le elogia. "Es un mito viviente", afirma Pochettino.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de febrero de 2009