Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:FÚTBOL | REAL MADRID

Juande impulsa el modelo Eto'o

El entrenador del Madrid pide a Raúl, Higuaín y Robben que aprendan a presionar más

Cuando Juande Ramos llegó al Madrid, en diciembre, el equipo había recibido 24 goles en 14 jornadas de Liga. Es decir, 1,7 por partido. El primer objetivo del técnico manchego era frenar la racha negativa y construir una nueva casa empezando por los cimientos. La consigna era clara y los jugadores lo han recordado en más de una ocasión: "Nos pide, ante todo, que dejemos nuestra portería a cero". Primera misión, cumplida: el conjunto blanco, con Juande, ha concedido cuatro goles en diez encuentros, es decir 0,4 de media.

Puestos los cimientos, Juande se marcó una segunda meta: que el Madrid jugara un fútbol menos rácano y despedirse de las victorias por la mínima. "A nosotros también nos gustaría marcar tres goles por partido. Pero, a veces, por mucho que lo intentemos, eso no se da", explicaba en sus comparecencias ante los medios de comunicación. Se mostraba aún más críptico en las entrevistas cuando, aun reconociendo que el equipo tenía que mejorar "en muchos aspectos", no especificaba en cuáles para "no dar pistas a los adversarios".

Los tres de arriba han pasado de robar tres balones de media por partido a 4,5

Pues resulta que, aparte del trabajo físico, hay un aspecto táctico en el que Juande está haciendo hincapié. Quiere que Robben, Raúl e Higuaín imiten a Eto'o y Kanouté. O, lo que es lo mismo, que presionen más a los defensas cuando éstos tienen el balón. "Por diferentes razones, ni a Robben, ni a Raúl ni a Higuaín se les ha visto presionar más para robar balones a los rivales: Robben, por su carácter y porque va por libre, por decirlo de alguna forma, y Raúl e Higuaín, porque nunca lo han hecho. No están acostumbrados. Básicamente, porque nadie se lo debe de haber pedido nunca", explican en el cuerpo técnico. Huntelaar, el cuarto delantero, sí lo hace y con él Juande ha tenido otro tipo de discurso. Cuando el holandés estaba obsesionado con marcar su primer gol y desbloquearse mentalmente, le pidió que pensara más en ser útil al juego del equipo.

El modelo Eto'o es reflejado en el sistema de juego del Barça, el único equipo que comete más faltas con la delantera que con la defensa (82 y 73, respectivamente, por 80 y 107 el Madrid). Robben, Raúl e Higuaín, en ese aspecto, han mantenido el mismo registro que con Bernd Schuster. Si con el alemán cometían una media de 2,3 por partido, con Juande esa cifra no ha variado.

Pero sí hay un dato que denota que los tres delanteros han empezado a presionar más. Eso se demuestra con la cantidad de veces que se roba un balón. Con Bernd Schuster, Robben, Raúl e Higuaín robaban la pelota al defensa rival una media de tres veces por partido. Dos meses y medio después y con las consignas tácticas de Juande, la cifra ha subido hasta un 4,5. "Los delanteros no están sólo para marcar goles. Si pueden impedir que los rivales hagan su juego con facilidad, mejor. Además, robar la pelota ahí arriba da muchas más posibilidades de maniobrar", sostiene un miembro del cuerpo técnico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de febrero de 2009