Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los galeristas hacen piña

Todos los galeristas catalanes, todos, unidos en un proyecto común. De momento es tan modesto como una fiesta, la Nit del Galerisme, que se celebró el pasado jueves, pero el hecho era tan insólito, e histórico, que nadie lo pasó por alto. La primera edición fue una iniciativa en solitario del Gremi de Galeries d'Art de Catalunya (CGAC). En esta ocasión, se sumaron también las asociaciones Art Barcelona, Art Catalunya y Galeristes Independents de Catalunya, que hasta ahora habían estado enfrentadas. Pero la unión hace la fuerza y los galeristas, ante el embate de la crisis y convencidos de que juntos podrán conseguir mejoras para el sector, aparcaron sus diferencias y se unieron en una velada festiva con la que pretenden conseguir mayor visibilidad social. El delegado de Cultura del Ayuntamiento de Barcelona, Jordi Martí, incluso les animó a aprovechar esta "cohesión tan necesaria para el sector" para comenzar a trabajar en "proyectos ambiciosos de futuro sin esperar a que pase la crisis". Y el consejero de Cultura, Joan Manel Tresserras, insistió en que la unidad puede abrir "nuevas oportunidades". En el ambiente planeaba el siempre acariciado proyecto futuro de una feria de arte internacional en Barcelona...

Durante la velada se entregaron los premios GAC (Galeries Art Catalunya), que recayeron en las galerías Juana de Aizpuru de Madrid (a la trayectoria) y Nogueras Blanchard (proyección internacional); los críticos Maria Lluïsa Borràs (trayectoria) y Jaume Vidal i Oliveras; en el coleccionista Isac Andik y en el programa Continuará de TVE-Catalunya.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de febrero de 2009