Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carlos, el "conseguidor" del vestuario

El jugador del Rayo detenido es licenciado en Económicas y Empresariales

Era un estudiante ejemplar, un chico modelo. Carlos de la Vega, de 29 años, futbolista del Rayo Vallecano detenido en la redada antidroga, sacó dos carreras universitarias -Económicas y Ciencias Empresariales- al tiempo que intentaba destacar en equipos modestos, como la Real Sociedad Deportiva Alcalá o el Alcorcón.

Felipe Miñambres, director deportivo del Rayo, estaba ayer "en shock". "Es un chico muy majo, muy centrado. Con mucha preparación. Esto suena raro", dice Miñambres. Sus compañeros de equipo, que le tienen por un tipo inteligente y culto, no se cansaron de repetir que "nunca" le vieron metido en nada raro.

Carlos fichó por el Rayo la temporada pasada y ascendió con el equipo a Segunda División. Fue el jugador revelación. En sus ratos libres, trabajaba también para Arietesports como asesor de futbolistas. En el vestuario del equipo madrileño no es raro verle aconsejando o llevando los negocios de sus compañeros. Es un "conseguidor". Daniel Muñoz, su representante y dueño de Arietesports, descubrió a Carlos cuando era un adolescente de 16 años. Muñoz, muy afectado por el asunto, no se cree lo que está pasando: "Es el hijo que todo el mundo quisiera tener. Estoy en una nube. Nunca sospeché nada".

Su entorno está convencido de que Carlos, defensa, ha sido engañado. "Alquiló un piso a la persona equivocada y se ha visto envuelto en este negocio", cuentan.

De familia acomodada, Carlos pasó su infancia en Ávila. Su padre, también llamado Carlos, fue cabeza de lista por el PSOE en esta ciudad en 1991, año en el que Ángel Acebes (PP) ganó la alcaldía. "Mi hijo es inocente. Espero que mañana (por hoy) le dejen en libertad. Y vuelva a casa. Le estoy esperando", declaró De la Vega.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de febrero de 2009