Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un soldado herido en Afganistán denuncia la falta de medios

El soldado Rubén López García, que resultó gravemente herido el 24 de septiembre de 2007 en un atentado en Afganistán en el que murieron dos militares españoles y un traductor afgano, denunció ayer ante el juez la falta de medios con que entonces contaban las tropas españolas. Según explicó, los inhibidores no funcionaban con el calor, los chalecos antifragmentos estaban rotos por el exceso de uso y el suelo del vehículo en el que circulaban, un BMR, carecía de blindaje.

El militar, que declaró como testigo ante el Juzgado de Instrucción número 2 de Albacete, por exhorto de la Audiencia Nacional, agregó que pocos días antes del atentado el contingente italiano sufrió un ataque similar, pero no hubo bajas porque disponían de medios adecuados. Rubén López perdió una pierna y pasó ocho meses hospitalizado. Pese a ello, aún no se le ha reconocido como víctima del terrorismo, según su abogado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de febrero de 2009