Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los escándalos que afectan al PP

La fiscalía ve delito en el 'enchufe' en colegios que describe Fabra

En la grabación donde se jacta de 'colocar' a gente, el líder del PP en Castellón alude a un cargo educativo investigado por hacer trampas en la matrícula

La Audiencia de Castellón ha de decidir si la maniobra de Francisco Baila, como director territorial de Educación, ha de ser juzgada o no. Baila emitió resoluciones para matricular, de manera irregular, a varios niños en centros concertados. Se trata, precisamente, de la misma maniobra que describe el presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, en una grabación en la que alardea de haber colocado a un sinfín de personas en varias Administraciones públicas controladas por el PP. En la conversación con otros miembros de su partido, grabada poco antes de las últimas elecciones autonómicas, Fabra dice, a modo de ejemplo: "Madre que quiere entrar en el colegio de la Consolación de Burriana. Está muy difícil. No hace falta, Fabra llama a Baila y Baila mete en ese colegio y esa señora es un voto agradecido... Si nosotros no estamos, Baila no estará y tampoco lo podremos hacer y eso es así y cuesta mucho de recuperar".

Lo que describe Fabra es, precisamente, la irregularidad que CC OO puso en conocimiento de la fiscalía de Castellón en noviembre de 2007. Estos hechos permitieron abrir una investigación penal y el fiscal remitió los hechos al juzgado de Instrucción número 5 de Castellón ante los indicios de un presunto delito de prevaricación. El sindicato aportó las resoluciones firmadas por el propio Baila en las que decretaba, con nombre y apellidos, la matriculación de determinados niños en el colegio concertado de la Consolación, de Castellón. En sus escritos, el director territorial alegaba "necesidades de escolarización" para lograr que determinados alumnos accedieran al colegio en el proceso de matriculación extraordinario, a mediados de septiembre. Sin embargo, el sindicato Comisiones Obreras consideró "falsa" esta motivación, ya que se trataba de niños que ya estaban matriculados en otros centros escolares. Aun así, el juzgado número 5 archivó la causa de forma provisional y la fiscalía recurrió el archivo sobre el que ahora ha de decidir la Audiencia.

Ayer, CC OO recordó que "durante varios cursos en la provincia de Castellón fue una práctica habitual del entonces director territorial el permitir, una vez finalizado el periodo ordinario de matriculación, que el Colegio de la Consolación pudiese matricular sin respetar norma alguna alumnado por encima de las ratios ordinarias".

Hasta cuatro veces se negó ayer el vicepresidente primero del Consell, Vicente Rambla, a hacer valoraciones sobre la grabación en la que el presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, alardea de haber colocado a un "sinfín" de personas en instituciones públicas. Rambla hizo alusión a su desconocimiento del "contenido, la realidad o no de las mismas y al contexto en el que se hicieron". El contenido fue reproducido por varios medios, pero el vicepresidente del Consell dijo no haberlo escuchado. La realidad no fue negada ni por el propio Fabra, que únicamente dijo que las grabaciones son "ilegales y manipuladas" y, respecto al contexto, Vicente Rambla no contestó, siquiera, a si el alarde de nepotismo del presidente de la Diputación de Castellón es aceptable en algún contexto.

El también consejero de Presidencia dijo entender el "interés informativo", aunque apuntó que "el interés informativo de los cinco millones de ciudadanos de la Comunidad Valenciana está centrado en si los gobiernos de la Comunidad y de España son capaces de hacer que este país salga de una situación de crisis y de pérdida de puestos de trabajo", obviando que en la grabación, precisamente, se habla de colocar a gente en las instituciones públicas como manera de lograr el "voto agradecido".

El vicepresidente del Consell trató de desviar la responsabilidad remitiendo, para las aclaraciones, "a quien hizo las grabaciones" o a quien supuestamente aparece mencionado. Además, eludió responder a la posibilidad de que, desde la Generalitat, se le pida algún tipo de explicación a Fabra.

Mientras, la ejecutiva provincial del PSPV, con Francesc Colomer a la cabeza, se reunió ayer con carácter urgente y acordó solicitar la relación de "todas las personas contratadas directamente por la Diputación y por los organismos autónomos en los últimos 12 años sin que hayan ganado una oposición".

Colomer reclamó una reacción cívica ante el "uso perverso de la Administración para colocar a ni se sabe cuánta gente durante 12 años" y adelantó que presentarán una moción en todos los ayuntamientos de la provincia.

Para el delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Ricardo Peralta, las grabaciones desvelan que Fabra "no está trabajando realmente por los intereses generales" de la provincia, sino "única y exclusivamente por los intereses de sus conocidos y de sus amigos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de febrero de 2009