Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones 1-M

AL DÍA, UNA PREGUNTA

¿Qué debe prevalecer: el derecho de los vecinos al descanso o el de los jóvenes al ocio nocturno?

- JUAN JOSÉ IBARRETXE

PNV

"Los dos son derechos y ninguno de los dos debe de imponerse".

- PATXI LÓPEZ

PSE-EE

"Yo aprendí de joven aquello de que mi libertad termina donde empiezan los derechos de los demás. El ocio de los jóvenes debe ser compatible con el descanso de las personas que viven en nuestros pueblos y ciudades. En este sentido, tenemos que velar por el respeto de las normas municipales que ya

existen y buscar alternativas de ocio que no perjudiquen la calidad de vida en el medio urbano, lo que implica actuar contra el ruido no sólo de los bares".

- ANTONIO BASAGOITI

PP

"El derecho al descanso es primordial y debe prevalecer. Los horarios actuales son suficientes para el disfrute del ocio

nocturno".

- UNAI ZIARRETA

EA

"Aunque a veces lo parezca, no son derechos incompatibles. La base para compatibilizarlos es la educación y el respeto mutuo, aceptar que disfrutar de un derecho conlleva unos deberes. Hay que invertir en sensibilización e implicar en la solución a los sectores afectados, además de posibles ayudas para la insonorización de locales y más control sobre el cumplimiento de la normativa por parte de la hostelería".

- JAVIER MADRAZO

EB

"Ambos han de ser derechos compatibles y corresponde a los ayuntamientos salvaguardar su ejercicio sin lesionar a ningún colectivo".

- AINTZANE EZENARRO

ARALAR

"No pensamos que sean cuestiones incompatibles. Lo que debe imperar es el respeto mutuo entre derecho al descanso y el derecho al ocio. La administración tendrá que asegurarse de que en todos los casos se respetan los derechos de todas las personas implicadas y establecer las medidas necesarias para que esto ocurra".

- GORKA MANEIRO

UPyD

"Ambos son derechos que no podemos obviar. Y hay que tratar de congeniarlos de la mejor manera posible. ¿Cómo? Con respeto mutuo y mucha educación. Y poniéndose en el lugar del otro".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de febrero de 2009