Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los escándalos que afectan al PP

Alperi arremete contra el fiscal y la juez por ser allegados a la izquierda

El ex alcalde le recuerda a Camps que "eso de la imputación queda en nada"

El ex alcalde de Alicante, Luis Díaz Alperi, se despachó a gusto ayer en una multitudinaria rueda de prensa para valorar el auto del Tribunal Superior de Justicia que exculpa al actual diputado autonómico del PP de supuesta responsabilidad en el caso Mercalicante, por un desfalco de seis millones de euros. Alperi cuestionó todo el proceso auspiciado por "miembros de la Justicia allegados ideológicamente" a los partidos de izquierda y que pretendían hacer daño al PP.

En esa estrategia de cuestionar la independencia de jueces y fiscales, Alperi recordó que se ha presentado a las tres últimas elecciones municipales estando imputado y ganó por mayoría absoluta. "Y eso (la imputación) queda en nada, estar imputado es muy fácil, usted y yo nos ponemos de acuerdo mañana y hablamos con un fiscal de confianza e imputamos a quien nos dé la gana", aseguró Alperi quien explicaba así los motivos por los que un día antes de emitir el TSJ el auto exculpatorio él dijo al presidente de la Generalitat, Francisco Camps, que estuviera tranquilo por el caso Gürtel.

El ex alcalde explicó que recibió una llamada de sus abogados y que "intuyeron" que si les habían citado era porque el TSJ había acordado la absolución. "No hubo ninguna filtración", remachó. "Llevaba 13 años imputado y todavía está por ver que me hayan abierto un juicio contra mí", agregó.

Alperi cuestionó la capacidad del Fiscal Anticorrupción, Felipe Briones, del que "todo el mundo sabe que tiene claras connivencias con IU o el PCE". Y acto seguido recriminó que algunos actúen "en función de una determinada ideología, y la Justicia no tiene que ser ni de izquierdas, ni de derechas, igual para todos".

En cambio, el ex alcalde alabó al "honesto y honrado" magistrado, Juan Montero, que le ha absuelto, por estudiar "de cabo a rabo" en los últimos dos meses los miles de folios del expediente que "conoce mejor" que el Fiscal Anticorrupción y la jueza instructora de Alicante.

Alperi, arropado por todos los concejales del Ayuntamiento, menos la alcaldesa, Sonia Castedo, ausente de viaje, y por otros militantes del PP, se quejó del trato "inhumano" recibido durante estos seis años en los que se ha dilato el proceso "por intereses políticos" de los socialistas que pretenden sacar votos "con difamaciones y calumnias".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 22 de febrero de 2009