Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 2009

Quintana se disculpa

El líder del BNG se excusa por el desvío de jubilados a un acto electoral aunque culpa a las asociaciones de mayores

"En primer lugar, gracias por sus agallas, señor Quintana". Desde la introducción a la primera pregunta quedaba claro que el asunto no iba de hostigar al candidato. A falta de debate, el aspirante del BNG a la Presidencia se sometió ayer a un remedo del Tengo una pregunta para usted de TVE. Solo que emitido en diferido por una cadena de televisiones locales y con público seleccionado por el Bloque. Así las cosas, Anxo Quintana vivió un diálogo de guante blanco en el que lo más duro que le preguntaron es por qué no se bajan los sueldos los parlamentarios.

Treinta personas en una pequeña grada, 11 preguntas. Del tipo: "¿Qué hará si el PP se sigue negando a que Galicia tenga un Estatuto de nación?". O: "¿Qué medidas adoptará para que se cumpla el Plan de Normalización Lingüística en la enseñanza?". O bien: "¿Podrán las pymes hacer vivienda protegida gracias al Plan Sectorial de la consellería?". Quintana se explayó. "El PP hizo uso de la minoría de bloqueo, y merece ser castigado en las urnas por ello", contestó a la primera. A la segunda, que el gallego es el que necesita protección, de modo que habrá que obligar a que se cumpla la ley. Y a la tercera contestó que sí, por supuesto.

Nadie de entre el público le preguntó por su patinazo de la víspera, cuando cientos de mayores fueron desviados a un acto electoral de Quintana en Oia cuando creían viajar a Portugal.Tuvieron que ser los periodistas los que preguntasen a Quintana por lo sucedido el jueves con los jubilados.

El candidato pidió disculpas a los pensionistas que "se pudieran sentir incómodos" por su presencia en el hotel de Oia, aunque matizó que no fue un acto "organizado por el BNG ni por la Vicepresidencia", sino por las asociaciones de mayores de Pontevedra. "Supongo que los organizadores darán cumplidas explicaciones", agregó. A continuación, contraatacó: "Ahora el PP se inventa cosas que no sucedieron, pero es el único que vulnera la voluntad de los ciudadanos, al negarle a este país un debate".

Eso lo dijo durante un paseo por las calles de A Coruña con reparto de propaganda incluido, el primer acto de este tipo de un Quintana hasta ahora poco proclive al contacto directo con los ciudadanos. Precisamente de contrarrestar esa opinión iba el cara a cara con el público de la mañana en un hotel coruñés, pero la selección de los interlocutores introdujo un sesgo que condicionó el programa. Las preguntas sirvieron en bandeja argumentos de campaña del candidato como el complemento autonómico de pensiones o los avances en la Ley de Dependencia.

La única cuestión que no estaba en el guión -en el que colaboraron periodistas que siguen su campaña, para que no se repitieran preguntas- fue la del sueldo de los diputados. El candidato admitió que en la Administración hay sueldos "desorbitados", pero no se mostró partidario de rebajarlos. Son salarios "injustos", si se comparan con los de un albañil que trabaja "de sol a sol", pero "la sociedad es injusta". Además, expuso los problemas para reclutar técnicos que "ganan mucho más en la empresa privada".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de febrero de 2009