Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Elecciones 1-M | Paisajes electorales

El debate se hará en Chantada

Vecinos y partidos temen que un plan de Política Territorial condene la villa para siempre

Tele20, "la cadena con más audiencia de todas las televisiones locales de España", se encargará al fin de montar el debate en estas elecciones. Lo podrán ver en Chantada, en Carballedo, en Taboada, O Saviñao y Monterroso, donde reside su público habitual, pero también en otros municipios cercanos. Y en esta ocasión, "ningún político fallará", presume uno de los promotores del acto, José Manuel Lage, presidente de la Asociación de Empresarios de Chantada. En el debate de Tele20, la semana que viene, estarán PSOE, BNG y PP, y también los cinco sindicatos con representación en la comarca.

Aquí todo el mundo quiere poner la cara en el cara a cara. Porque es el ser o no ser: el futuro de Chantada, y de paso el de Carballedo, Taboada y O Saviñao, está en juego. Y, además, el enemigo está fuera. En la Consellería de Política Territorial.

Ahora, en este municipio, hay 200 entierros por cada 40 partos

Lo despertó la voz de María José Caride. Se le quitó la modorra de golpe

MÁS INFORMACIÓN

Los de Chantada cuentan los días que faltan hasta la formación del nuevo Gobierno de la Xunta. Hace poco, la radio despertador de Lage amaneció con la aterciopelada voz de María José Caride. Apenas le dio tiempo a desperezarse cuando un anuncio de la socialista le arrancó la modorra de golpe: "Las Directrices de Ordenación do Territorio se van a aprobar nada más pasar las elecciones", recuerda que dijo la conselleira este propietario de una tienda de electrodomésticos. "Eso quiere decir", explica el autónomo, "que la Xunta no va a atender a las alegaciones que presentamos dentro de plazo desde las localidades que vamos a salir perjudicadas por el plan".

Chantada, por decisión "unilateral" de la Administración gallega, se va a convertir en satélite de Monforte, cuando, "históricamente" ha vivido "siempre de espaldas" a la capital de Lemos. "No tenemos nada que ver con ellos y somos otra comarca", recuerdan los chantadinos.

Las directrices de Caride y su equipo establecen que Monforte será "cabecera del sistema urbano intermedio" y Chantada "subcabecera" de la primera localidad, es decir, satélite. Por debajo de esta categoría, se establecen los "nodos de conexión", unas entidades de población algo menores, como es, por ejemplo, el caso de Monterroso. El teniente de alcalde de Chantada, Alfonso Piñeiro (BNG), explica que la Xunta prevé inversiones y desarrollo en las cabeceras y los nodos y "relega a un segundo plano a las subcabeceras". A partir de ahora, "todas las políticas de vivienda, urbanismo, infraestructuras e industria", se harán atendiendo a estas nuevas directrices.

El Ayuntamiento de Chantada (bipartito PSdeG-Bloque) remitió varias cartas a la conselleira, pero la conselleira no contestó. Solicitaron además la visita de un técnico que les explicase en qué situación iba a quedar Chantada, pero desde Política Territorial les respondieron que mirasen la web de la Xunta, "que ahí estaba todo muy claro". "Nos parece muy sospechoso que no quieran hablar con nosotros", comenta Piñeiro, "mientras no nos digan lo contrario, entendemos que Chantada va a salir perdiendo. Aquí sólo van a caer las sobras". Es una "injusticia", si se tiene en cuenta que otras villas similares en tamaño, como "Vilalba, Sarria, Viveiro o Ribadeo", han sido reconocidas por la Xunta como cabeceras del sistema urbano intermedio.

Chantada (9.200 habitantes) ha perdido 1.000 vecinos en una década. Ahora hay 200 entierros por cada 40 partos. Chantada está chantada. Aquí nada se mueve si no es para irse. Por eso en septiembre, cuando Hijos de Rivera, es decir, Estrella Galicia, decidió llevar su nueva factoría de bebidas energéticas Innodrink al pueblo de Monterroso, la villa entera se puso en pie de guerra.

En día y medio, desde que se conoció la noticia, se fundó la Plataforma polo Desenvolvemento Socio-Económico de Chantada y se convocó una huelga general. Salvo la Guardia Civil, cerraron todos, hasta los bancos y el consistorio. Había que luchar por Innodrink. El proyecto (150 empleos) era para Chantada, donde Hijos de Rivera ya tiene Sidrerías de Galicia (12 puestos de trabajo), pero el plan para ampliar el parque empresarial llevaba años bloqueado y no había suelo industrial para construir una nueva nave. Fue esta revuelta popular y los sucesivos actos reivindicativos de las semanas siguientes los que lograron que la Xunta diese al fin el visto bueno a la ampliación del polígono, algo que los políticos locales no habían conseguido. Varios vecinos peregrinaron en bici a Santiago para entrevistarse con Touriño. Al llegar a San Caetano, el presidente estaba "ocupado", pero les mandó una carta "muy amable" desviándolos a otro departamento. A finales de 2009 habrá suelo industrial, pero llegará tarde para la planta de bebidas con taurina.

Éste es uno más de los proyectos empresariales que vienen, miran y se van. En 1963, la esperanza llegó con Belesar, durante muchos años el salto más importante de España. La leyenda que corre por Chantada cuenta que hubo muchas grandes firmas interesadas en instalarse por la potencia eléctrica. Pero ninguna se quedó. Hasta Larsa, que había nacido aquí, desmanteló todo y marchó a Vilagarcía. Los vecinos creen que las normas de Caride sólo van a agravar esta tendencia. "Si hay un aeropuerto previsto, lo montarán en Monforte", lamenta un concejal socialista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de febrero de 2009