Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:LOUIS GALLOIS

"Ningún empleo español peligra por la integración de CASA en Airbus"

El consejero delegado del gigante aeronáutico EADS, Louis Gallois, se siente en el ojo de un huracán que sopla desde España. La refundación de la megaestructura del consorcio, que incluye la recolocación de la división española, EADS-CASA, ha suscitado una ola de controversias. También de amenazas de pérdidas de puestos de trabajo que el líder de EADS quiere apresurarse a negar. La División de Aviones de Transporte Militar (MTAD, por sus siglas en inglés) dirigida por el español Carlos Suárez, dependía hasta diciembre directamente de EADS. Desde esa fecha es parte integral de la empresa constructora Airbus, dependiente a su vez de EADS. De este modo Airbus contará con una parte civil y otra militar.

"Airbus Military estará dirigida siempre por un español"

"El A-400 M va con retraso porque el calendario fijado era imposible"

En principio, el cambio en el organigrama de la división española obedece a una manera de ahorrar costes y aprovechar mejor los recursos. A la mudanza no es ajena el fiasco del programa de un avión de transporte militar, el A-400 M, que se ensambla en Sevilla y que acumula tres años de retraso y pérdidas millonarias.

El Ministerio de Industria y su titular, Miguel Sebastián, temen que la modificación acarree también una pérdida de independencia de la parte española en el consorcio. Sebastián teme que ahora ésta se diluya y se convierta en una mera sucursal del gigantesco Airbus. Es más: el miércoles, el ministro frenó en el último momento la inminente destitución de Suárez, cuyo puesto sigue pendiente de un hilo.

Pregunta ¿Qué pasó el miércoles? ¿Habló usted con Miguel Sebastián?

Respuesta. Yo estoy en contacto permanente con personas responsables en este sector. Pero los nombramientos los toma el Consejo de Administración tras mi propuesta. Son decisiones internas. Ahora bien: esto no excluye que haya discusiones previas con las autoridades, incluido en este caso el ministro. Estas discusiones sirven para intercambiar ideas y recibir opiniones

P. ¿Y ya hay tomada una decisión sobre el futuro de Suárez?

R. No. El Consejo de Administración, hoy por hoy, no ha tomado ninguna decisión. Lo que sí puedo decirle es que si Carlos Suárez tuviera que dejar su cargo actual, yo le ofrecería otro en EADS conforme a la estima que yo le tengo.

P. Las quejas de la parte española vienen por la pérdida de la autonomía de la división española a partir de su inclusión en Airbus.

R. La autonomía no es concepto aplicable a las empresas. Lo que existe es la responsabilidad y los medios para ejercerla. Airbus Military (heredera de MTAD en Airbus) gozará de cuentas propias y de medios suficientes como para sacar adelante sus objetivos económicos y técnicos.

P. El Gobierno español quiere que se respeten los acuerdos de 2004 en cuanto a independencia de la división hispana.

R. Ya se lo dije al ministro en diciembre. Respetaremos esos acuerdos. Estoy muy encima de los pasos que se dan para integrar MTAD en Airbus. La responsabilidad de Airbus Military será mayor que la que tenía MTAD antes. Y además de sus medios propios, gozará de los recursos de Airbus. Siempre estará dirigida por un español, miembro del Comité Ejecutivo de Airbus y de EADS.

P. A pesar de eso, hay controversia...

R. Hay también aspectos emocionales.

P. ¿Emocionales?

R. Sí Airbus tiene una estructura imponente y entiendo que exista un sentimiento de miedo de alguien que, siendo más pequeño, accede a una estructura muy grande. Pero lo que hay que dejar claro es que ningún empleo español se verá afectado por esta fusión. Ninguno. Y debo añadir que en 2001 había 7.376 españoles trabajando en EADS y ahora hay 9.832. El volumen de negocios en España se ha multiplicado por cuatro. España es uno de los países fundadores de EADS y siempre ha sido fiel. El Estado Español, además, es muy buen cliente. Le puedo asegurar que esa fidelidad es un activo que EADS quiere proteger.

P. ¿Seguirán adelante con el proyecto del A-400 M, a pesar de los retrasos y las pérdidas?

R. Queremos hacer ese avión. Será un gran avión... Ahora estamos buscando ciertas condiciones que nos permitan volver a encarrilar el proyecto.

P. En España se teme que si se abandona el proyecto se pierdan empleos...

R. Si abandonáramos el programa, circunstancia que yo excluyo, se perderían empleos en todos los países. El avión va con retraso porque aceptamos un calendario imposible, pero va a responder a las demandas de los ejércitos del aire durante 40 años por lo menos. Y vamos a ofrecer a algunos Estados soluciones de transición mientras llega el avión.

P. ¿Qué soluciones de transición?

R. Hay Estados que tienen prisa: por ejemplo, Reino Unido y Francia. Por eso estamos estudiando soluciones transitorias que les sirvan a ellos. Pero eso es algo que tengo que discutir con ellos directamente, y no puedo precisar más.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de febrero de 2009

Más información

  • Consejero delegado de EADS