Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Libera a Susi' monta una acción por la libertad de la elefanta

Los activistas denuncian ahora la situación de los hipopótamos

Movilización por la elefanta. La campaña Libera a Susi, que persigue la mejora de las condiciones de vida del paquidermo del zoo de Barcelona, da un salto cualitativo y ha organizado para el domingo una acción "sorpresa" junto al recinto de la elefanta. Así lo anunciaron ayer representantes de las asociaciones de protección de los animales Libera! y FAADA, que impulsan la campaña, en un acto en el que insistieron en la deplorable situación de Susi y mostraron apoyos internacionales.

Para la ocasión, invitaron al biólogo Daniel Turner, especialista en elefantes y portavoz de la Born Free Foundation, organización que trabaja en la conservación de paquidermos en su hábitat natural y se ha adherido a la campaña. En una exposición conmovedora no apta para traumatizados por Dumbo, se presentaron fotos y datos para demostrar lo mal que está Susi. Se explicó que el animal ha decaído desde la muerte de su compañera Alicia, que según los impulsores de la campaña fue "eutanasiada" por problemas estomacales ¡delante de Susi!, que tuvo que aguantar además el trance de que le dejaran toda la noche el cadáver en el recinto (con lo que pasamos ya de Walt Disney a Poe).

Además de la soledad, la elefanta se ve afectada por lo inconveniente y reducido del recinto. "Su única distracción es la revisión médica y cuando le traen la comida". Piel reseca, huesos marcados, aspecto deprimente, apatía, trompa caída, orejas pegadas al cuerpo... fueron algunos de los rasgos actuales de Susi señalados que evidenciarían su decaimiento. Susi no explora, no interactúa. Además hace poco ingirió un móvil. Susi, según sus paladines, padece problemas gastrointestinales y desarrolla comportamientos anormales, como la coprofagia (se come sus heces). "Indaguemos en nuestro corazón. Es una cuestión de compasión. Susi nos necesita", apeló Alejandra García, de Libera! Los responsables de la campaña son conscientes de que no es posible liberar a Susi así como así, estilo Willy, y lo que proponen es que se la traslade a un recinto mejor, en un zoo no urbano con espacio y condiciones. Insisten en hablar con el alcalde y hacerle llegar sus propuestas.

Turner mostró una foto de elefantes salvajes en el parque Amboseli y, efectivamente, no son las condiciones de Susi. El estudioso pintó un panorama desolador de los elefantes en cautividad: el 80 % sufren problemas en las patas, el 23 % de los del Reino Unido cojean, la mitad presentan comportamientos aberrantes. La población de elefantes cautivos no es sostenible, concluyó, zoos y circos "consumen elefantes" que hay que reponer continuamente. Para Turner, Susi se ha convertido en "embajadora de todos los elefantes cautivos".

Turner propuso la creación de un santuario de elefantes en España, país en el que, opinó, sobra espacio y el clima es bueno. El problema del zoo no acaba con Susi: "Las situación de los hipopótamos también es horrible".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de febrero de 2009