Aquí no hay crisis

"Están aprovechando para hacer reparaciones, la gente está trabajando". Fuentes del comité de empresa de las plantas de Cee y Dumbría, donde UGT es mayoritario, se guardan muy mucho de dar la sensación de que les afecta la crisis. No quieren que "los medios de comunicación digan cosas que no son", pero tampoco van más allá de las explicaciones que pueda dar un directivo: "No hay expedientes de regulación de empleo planteados, por ahora se están haciendo inversiones en mantenimiento que necesitaban las dos fábricas". En el fondo de ese malestar está el conflicto de la mina de Serrabal, que el grupo Villar Mir ve fundamental por sus reservas de cuarzo, imprescindible para su producción de silicio solar. El trazado del AVE entre Ourense y Santiago ha obligado a expropiar una parte de la mina. El año pasado el conflicto se enconó con continuas declaraciones de la compañía, que argumenta que sus reservas se verán muy tocadas. Los trabajadores, que ven peligrar sus puestos, realizaron protestas y las máquinas de Fomento tuvieron que entrar en la mina custodiadas por los antidisturbios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 17 de febrero de 2009.