Prisión para el empresario que atracaba bancos

El juzgado de guardia de Lleida decretó ayer prisión provisional y sin fianza para Ausencio Calleja, el empresario de la construcción detenido el viernes por atracar cuatro bancos y haberlo intentado en un quinto. Calleja, de 52 años, reconoció haberse inspirado en las andanzas del conocido delincuente Jaime Jiménez Arbe, El Solitario.

El empresario está acusado, de momento, de los tres robos con violencia e intimidación cometidos en oficinas bancarias de la provincia de Lleida (Alpicat, Artesa de Lleida y Albatàrrec). Las diligencias por los otros dos, uno consumado en Peñalba (Huesca) y otro frustrado en Ascó (Ribera d'Ebre), serán unidas más tarde a la causa. El botín de los robos fue de unos 80.000 euros, cantidad que no ingresó en ninguna cuenta bancaria.

Tras ser detenido, Calleja declaró que se vio abocado a atracar bancos a causa de la crisis que atravesaba su pequeña constructora, que había entrado en concurso de acreedores. Igual que El Solitario, el empresario detenido actuaba con gran meticulosidad, ya que buscaba sucursales bancarias aisladas y con un solo empleado, preferentemente una mujer; se tapaba la cara con pasamontañas y gafas de sol, y evitaba dejar huellas dactilares colocándose tiras de esparadrapo en los dedos. Los Mossos han confirmado que el revólver que le intervinieron es de fogueo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 16 de febrero de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50