Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los escándalos que afectan al PP

El PP recurre una "barbaridad inaceptable"

El PP, a través de Federico Trillo, anunció ayer que recurrirá ante la Sala de lo Penal de la Audiencia la decisión de Garzón de impedir su personación en la causa abierta por la trama de corrupción vinculada a Gobiernos del PP y arremetió en términos muy duros contra el juez. Trillo tildó la decisión de "desfachatez", consideró el auto un "despropósito jurídico impresentable" y calificó de "barbaridad inaceptable" que Garzón anuncie que puede haber "imputados en el futuro".

Todo muy lejos de la actitud que mantuvo el ahora portavoz de Justicia del PP con Garzón en 1995, cuando éste fue recusado por el PSOE en la investigación de los GAL. Trillo pidió entonces que se aceptara el rechazo de la recusación, que cesaran "las presiones y ataques" al juez y que no se utilizaran las "teorías conspirativas". De hecho, el PP, con Mariano Rajoy y Trillo a la cabeza, ha elogiado reiteradamente al juez Garzón en los últimos años. Lo ha hecho incluso después de que fuera candidato del PSOE y que volviera a la judicatura tras ser diputado y secretario de Estado con Felipe González. Ese tránsito es uno de los motivos que el PP alega ahora para mostrar su supuesta parcialidad. El 24 de febrero de 2006, Rajoy intervino en el Club Siglo XXI en la presentación del libro de Garzón La lucha contra el terrorismo y sus límites. El líder del PP elogió la labor del magistrado contra ETA. El 24 de enero de 1995, en plena explosión del caso GAL, el PSOE arremetía contra Garzón y pedía su recusación por actuar por venganza y decía que el PP estaba detrás.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de febrero de 2009