Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un alcalde con la mano muy larga

El regidor de Móstoles da un manotazo a una portavoz socialista, la llama "chavala" y le tira el móvil

No es fácil la coexistencia entre socialistas y populares en el Ayuntamiento de Móstoles. No lo es sobre todo desde el comienzo de la legislatura. En un clima de malas relaciones personales, desde entonces se han sucedido los cruces de acusaciones y descalificaciones gruesas entre el alcalde, Esteban Parro (PP) y la portavoz del PSOE, Paz Martín. Ayer, sin embargo, la tensión subió varios grados. Tras una encendida discusión, el regidor lanzó un manotazo a la portavoz socialista cuando ésta se disponía a hacerle una fotografía con su teléfono móvil. La concejal, que planea denunciar hoy al alcalde, acudió ayer tarde al servicio de urgencias del hospital de Móstoles donde se le diagnosticó un traumatismo en el antebrazo izquierdo y se le puso un vendaje.

A la socialista se le llama "lenguaraz" en un comunicado oficial

Ocurrió durante la reunión de portavoces municipales que se celebraba en la mañana de ayer. Además de Parro y Martín, estaban presentes el edil del PP Daniel Ortiz, y la concejal de IU, Dolores Ruiz. Poco después de iniciarse el encuentro, el regidor pidió explicaciones a la portavoz socialista por su ausencia durante el último pleno municipal. En ese momento, según indicaron los testigos, se inició una fuerte discusión entre ambos.

"Esteban Parro empezó a decirme que no reconocía mi capacidad, que mi actitud generaba problemas al Ayuntamiento, que era una mentirosa y que practicaba la política basura", señaló a mediodía de ayer Paz Martín, quien añadió que, en el transcurso del enfrentamiento, el alcalde la llamó "chavala" en varias ocasiones y le preguntó si ella tenía a alguien que la quisiera. Esta versión la corrobora en términos generales la edil de IU, Dolores Ruiz.

La edil socialista no se quedó callada. A continuación, Martín acusó al alcalde de querer dar un pelotazo urbanístico "con la calificación de cuatro millones de metros cuadrados que eran protegidos", según explicó más tarde el portavoz del PP.

En medio del intercambio de improperios, Esteban Parro solicitó que se le entregase una grabadora y comenzó a registrar las palabras de la portavoz del PSM-PSOE. Paz Martín se levantó entonces de su silla con el móvil en la mano y, en ese instante, recibió un manotazo del alcalde que hizo caer el teléfono al suelo. Según explicaron los portavoces de PP e IU, Paz Martín se disponía a hacer una foto al primer regidor cuando éste lanzó el manotazo. "El alcalde ha tirado el móvil, pero no le ha tocado la mano", precisaron fuentes del equipo de gobierno.

"Ha sido una situación bochornosa y muy desagradable. No es de recibo que se pierdan los nervios como ha sucedido en la mañana de hoy y se mantenga una actitud tan violenta", destacó, visiblemente indignada, la concejal de IU, Dolores Ruiz, tras la reunión. La portavoz de la coalición aseguró que había sido la reunión "más tensa" a la que había asistido desde el inicio de la legislatura e hizo un llamamiento "a la calma y la serenidad" en la corporación municipal mostoleña.

Paz Martín señaló que ha puesto los hechos en conocimiento del Partido Socialista de Madrid y anunció que denunciará a Esteban Parro por agresión. Mientras tanto, el gobierno local precisó que acudirá a los tribunales para defender "el honor" del alcalde, que fue acusado por la portavoz socialista de querer dar "un pelotazo urbanístico".

El gobierno municipal no reparó en calificativos para Paz Martín: "No tiene lealtad institucional", "es lenguaraz", "mancilla al Ayuntamiento", "cobra como portavoz del PSOE sin cumplir sus funciones" o "nadie la soporta como portavoz", fueron algunos de los calificativos que dedicó a la portavoz socialista el segundo teniente de alcalde, Daniel Ortiz, en un comunicado hecho público ayer a mediodía.

Relaciones tormentosas

La relación de la portavoz socialista en el Ayuntamiento de Móstoles, Paz Martín, no sólo es tensa con el alcalde de la localidad, Esteban Parro. También lo es con varios de sus propios compañeros de partido en el Ayuntamiento. De los 10 concejales socialistas de la localidad, la mitad han solicitado su dimisión y apenas mantienen trato con ella. La situación se ha agravado fundamentalmente a raíz de que la dirección del Partido Socialista de Madrid decidiera disolver la agrupación socialista local.

La portavoz Paz Martín, cuyo nombramiento como candidata socialista en las pasadas elecciones municipales no contaba con el apoyo de un porcentaje muy importante de la agrupación local, se ha alineado con el nuevo secretario general del PSM, Tomás Gómez, mientras que sus compañeros críticos son afines al anterior responsable de los socialistas de Madrid, Rafael Simancas.

Dos ejemplos bastan para mostrar una fotografía precisa de la tormentosa relación en el seno del grupo municipal socialista. El pasado mes de noviembre, la portavoz socialista denunció en los tribunales a la también concejal socialista Vicenta Palomo por acusarla en una reunión de trabajo de tener "una inmobiliaria en su casa". El Juzgado número 5 de Móstoles absolvió finalmente a la edil Palomo.

El segundo ejemplo tuvo lugar hace apenas dos semanas, cuando varios concejales del grupo socialista denunciaron la ausencia de la portavoz en el pleno municipal, e insinuaron que no acudió a la sesión para evitar votar en contra de un convenio para el desarrollo de un aparcamiento en la ciudad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de febrero de 2009

Más información