Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:22ª jornada de Liga

"Faubert ha estado gris, como el equipo"

Juande reconoce la dificultad del equipo para hacer más de un gol y jugar mejor

Óscar Serrano, que ayer firmó su cuarta visita al Bernabéu, echó la vista atrás con nostalgia. El extremo zurdo del Racing se llevó las manos al estómago, como esos enamorados que intentan describir sus emociones señalando un cosquilleo abdominal: "Antes cuando venías a este campo sentías algo aquí". Serrano se tocó la panza y prosiguió: "Cuando estaba Ronaldo, por ejemplo, el Madrid te inspiraba otras cosas. Un respeto. Ahora, antes del partido, tal y como está jugando este Madrid yo sinceramente creía que podíamos sacar algún punto. No pudimos porque nos faltó lucidez en los últimos metros. Y porque el Madrid estuvo más defensivo que nunca. Es un equipo partido. Siete por detrás del balón y tres arriba. Uno se pregunta cómo hacen para ganar los partidos con tan pocas ocasiones. Hoy han tenido como mucho tres tiros entre los tres palos. Como nosotros".

"Estamos encantados. Hemos conseguido 21 puntos en ocho partidos", dice Higuaín

MÁS INFORMACIÓN

En el campo, Serrano comprobó que le cerraban todas las salidas. "Ramos", recordó; "ya no sube como antes. Pepe es tan rápido que llega a todo. Y Lass tiene un despliegue físico que me recordó a Makelele. Está siempre bien colocado y cuando roba no se complica".

Muñiz, el técnico del Racing, destacó que su rival tiene un perfil rocoso: "El Madrid no nos ha dejado construir. Cuando recuperábamos el balón nos lo robaban rápido. No es el Madrid de hace dos meses, ahora rentabiliza muy bien los goles, todos juegan juntos, saben que cuando tienen que cerrar el partido lo cierran, que cuando tienen que atacar, atacan, y para defender, defienden en bloque. Tuvieron más posesión de la esperada. Aún así no creaban ocasiones".

Juande, el técnico madridista, se mostró parco: "Ha sido un partido parecido a los últimos que hemos jugado. Nos está costando un poco hacer el segundo gol y como no llega aparecen los nervios. Eso no nos permite tener tranquilidad y jugar un poco mejor".

El entrenador murciano fue franco sobre el debut del carrilero derecho que el club acaba de conseguir cedido del Southampton. "Faubert ha estado gris", admitió; "un poco como estaba el equipo en ese momento. Cuando coja confianza esperemos que nos ayude". Faubert se fue del estadio discretamente feliz. "No hay que echar campanas al vuelo", dijo el francés. "Por lo menos he debutado con una victoria".

Higuaín, el autor del gol del triunfo, se mostró firme cuando le preguntaron por el escaso espectáculo que ofreció su equipo. Su respuesta fue una demostración del estado de ánimo del vestuario, cada vez más convencido de que, a falta de otros elementos, al Madrid no le queda más alternativa que el contragolpe. "Si el público pita, o no está contento con el juego, pues es su criterio", dijo el goleador. "Nosotros estamos encantados con lo que hemos conseguido, que no era nada fácil tal y como estaban las cosas cuando se fue Schuster. Hemos conseguido 21 puntos en los últimos ocho partidos y sólo nos han marcado un gol en los últimos siete partidos".

Ninguno de los holandeses sustituidos se quedó en el banquillo. Van der Vaart, Robben y Sneijder se marcharon a la ducha precipitadamente. Allí se unieron a Huntelaar, a quien Juande cada vez hace menos caso, y que abandonó el estadio el primero con cara de turista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 8 de febrero de 2009