Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Leche Pascual enseña a Montilla su planta de Gurb en plena crisis

El presidente de la Generalitat, José Montilla, visitó ayer la planta de Leche Pascual en Gurb (Osona) y analizó con el presidente del grupo, Tomás Pascual, los proyectos e inversiones futuras en la instalación en un momento en que la crisis no deja de dar malas noticias económicas. Desde que se puso en marcha, en 2004, Pascual ha invertido 72 millones de euros en el centro, capaz de procesar 200 millones de litros de leche al año. El grupo da trabajo a 275 personas en Cataluña.

El centro se comenzó a construir en 2003 y acabó por servir de cierto desagravio al dar fin a la llamada guerra del yogur, que la compañía vivió en Cataluña. Una nueva normativa que permitía a las empresas del sector vender como yogur lo que hasta entonces eran productos lácteos pasteurizados después de la fermentación enfrentó a la compañía con los ganaderos y llegó a desencadenar un boicoteo a la producción láctea catalana.

La Generalitat, que medió entre las partes, ayudó a Pascual a encontrar terrenos donde instalar la nueva planta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de febrero de 2009